Covid-19

El bloqueo de parte de Italia impacta en un centenar de empresas españolas

Las hoteleras NH y Meliá, el grupo de aerolíneas IAG , o las textiles Mango e Inditex, entre las más afectadas

Plaza del Duomo en Milán, hoy, vacía ante las restricciones del Gobierno italiano.
Plaza del Duomo en Milán, hoy, vacía ante las restricciones del Gobierno italiano. Reuters

Italia ha impuesto medidas extremas para frenar el avance del coronavirus, que ya ha dejado más de 7.300 contagiados y unos 360 muertos en el país, según los datos aportados por el Ministerio de Sanidad italiano al cierre de esta edición. A las iniciativas ya acordadas la semana pasada (cierre de colegios, museos o lugares turísticos) se ha sumado un decreto firmado ayer que supone en la práctica el aislamiento de cerca de 16 millones de ciudadanos y paraliza hasta el 3 de abril una zona que incluye toda la industriosa región de Lombardía (capital, Milán) y otras 14 provincias italianas del norte: Módena, Parma, Piacenza, Reggio Emilia, Rimini, Pésaro-Urbino, Venecia, Pádua, Verbano-Cusio-Ossola, Treviso, Vercelli, Novara, Asti y Alessandria.

El decreto recoge que en estas zonas se impondrán restricciones tanto para entrar como para salir del territorio y solo se permitirá hacerlo bajo motivos “de gran peso y que sean demostrados” relativos a la familia o al trabajo. Esto supondrá un freno a la actividad comercial en el país transalpino y también para el centenar de empresas españolas instaladas en la zona, un centro neurálgico del país andino. Y es que la región de Lombardía (que registra más de 3.400 contagios) es el motor económico de Italia y su capital, Milán, el epicentro financiero del país. Según los últimos datos que figuran en el índice elaborado por el ICEX, en Italia tienen sede 93 empresas españolas, la mayoría de ellas en Lombardía.

Por volumen de negocio y actividad económica las compañías de consumo (Inditex, Mango o Gallina Blanca) y del sector turístico (IAG, NH y Meliá) son las más afectadas por el avance del coronavirus.

Precisamente, las dos hoteleras tienen concentrado el grueso de su negocio italiano en Lombardía. En concreto, NH tiene cerca de 50 hoteles en el país, de los cuales la mitad se concentran en el norte, 12 de ellos en Milán, lo que supone el número más alto entre las ciudades italianas, por delante incluso de Roma. En Venecia, catalogada como zona roja del Covid-19, la firma tiene otros cuatro hoteles. En el mercado italiano, uno de los mayores receptores de turistas, la cadena tiene un volumen de negocio de 290 millones de euros, según las cuentas de la empresa del año 2018. De su lado, Meliá tiene seis hoteles desplegados por Italia y la mitad se ubican en la capital de Lombardía.

Por su parte, Inditex abrió en 2018 una de sus mayores tiendas flagship precisamente en Milán, la ciudad de la moda. En todo el país da empleo a 8.600 personas, una cifra solo superada en China continental, Francia y Rusia, además de España. Igualmente, la firma catalana Mango, que cuenta con más de 70 tiendas y una fábrica, facturó 32,5 millones de euros en el país en 2018.

También dentro del sector turístico, Amadeus tiene parte de su negocio en Italia y con la restricción de movimientos de personas, el turismo caerá sensiblemente en el norte del país.

Dado que el decreto firmado por el Gobierno italiano restringirá los desplazamientos por Lombardía y los otros 14 territorios anteriormente citados, otra empresa afectada será la operadora de autopistas Abertis, que en 2018 ingresó 467,3 millones de euros en el país, según Bloomberg, lo que supone un 8,9% de su facturación global. Abertis está presente en Italia a través del grupo italiano A4 Holding, del que controla más del 85% y que opera 235 kilómetros de autopistas en el Véneto, la segunda región más afectada por la epidemia. Sus principales activos son la autopista A4, conocida como La Serenissima, una de las autopistas con mayor densidad de tráfico del país, y la A31 (89 kilómetros).

Este descenso del tráfico en las carreteras también podría afectar a Repsol, pues Italia es el cuarto país en el que tiene más estaciones de servicio (320), por detrás de España, Perú y Portugal, y el cuarto de Europa en el que emplea a más personas.

Las aerolíneas también se están viendo perjudicadas por las medidas de aislamiento en torno al foco de coronavirus. El grupo IAG vuela a 18 destinos italianos a través de Iberia, British Airways, Vueling e Iberia Express, entre los que se encuentran destinos muy afectados por el coronavirus: Milán, Bérgamo y Venecia todos ellos decretados como zonas rojas por el coronavirus.

Otras compañías como Cellnex, Naturhouse, Siemens Gamesa, Acerinox, Fluidra o Gullón, también tienen parte de su negocio en Lombardía, según los datos del ICEX. De hecho, Cellnex opera en Italia a través de Galata, Towerco y CommsCon en más de 12.000 emplazamientos. Entre sus clientes se encuentran los principales operadores de telecomunicaciones de Italia. No obstante, debido al sector en el que se enmarca la actividad de la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones, su actividad, que no implica el contacto directo, podría no verse tan perjudicada como las empresas turísticas o de comercio.

También, por su vinculación con las matrices italianas, empresas del Ibex como Mediaset y Endesa están expuestas al impacto económico que apareja la extensión del coronavirus en Lombardía. De hecho, Endesa y Enel (la cabecera del grupo) ya establecieron a finales de febrero un plan de contingencia por el brote del coronavirus y que restringía los viajes de directivos entre Italia y España.

Pero el impacto en las empresas ya es global. Prueba de ello es la decisión tomada por el consejero delegado de Apple, Tim Cook, que ha ofrecido a los empleados en la mayoría de sus oficinas de todo el mundo la posibilidad de trabajar desde casa durante esta semana.

Restricciones en Italia

El decreto firmado por el primer ministro Giuseppe Conte establece que dentro de los establecimientos que se ubiquen en Lombardía y las otras 14 zonas se debe respetar un metro distancia entere los clientes, de lo contrario se impondrán multas. Si el espacio de la tienda no permite guardar esta distancia por motivos estructurales, deberán cerrar. Además, el Gobierno italiano recomienda limitar el acceso a tiendas, mercados y supermercados para evitar que se formen “multitudes de personas”.

Igualmente, se cerrarán escuelas y universidades en estas zonas, se suspenderán ceremonias civiles y religiosas y eventos en pubs y discotecas, así como gimnasios o piscinas, museos y centros culturales. Los bares y restaurantes podrán permanecer abiertos, aunque se limitará su horario de las 6 a las 18 horas.

Al igual que en la decretada como “zona roja”, también en el resto de Italia, siempre que sea posible, se recomienda a las empresas que fomenten el uso de vacaciones entre sus empleados, para evitar el contacto entre la plantilla y prevenir el contagio del virus. Asimismo, las reuniones de negocios deben posponerse para dar prioridad al formato de la viodeollamda.

Según publicó la prensa italiana, entre otras medidas, el Gobierno de Giuseppe Conte estaría trabajando en un segundo decreto por el que confirmar la suspensión de una serie de actividades a nivel nacional como pueden ser las conferencias médicas o los viajes escolares.

En lo que respecta a las competiciones deportivas, los eventos de todo tipo y disciplinas serán “suspendidos en lugares públicos o privados”. El decreto, no obstante, también recoge que “los eventos y competiciones mencionados anteriormente, así como las sesiones de entrenamiento de atletas competitivos, están permitidos dentro de instalaciones deportivas siempre que se practiquen a puerta cerrada”.

Normas
Entra en El País para participar