La OPEP condiciona la unión de Rusia al pacto para recortar 1,5 millones de barriles al día

Moscú se une a la mesa de negociaciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo este viernes para afrontar la fuerte caída del consumo causado por la epidemia

Participantes de la OPEP en la presentación en Viena del informe anual Previsiones Mundiales de Petróleo 2019.
Participantes de la OPEP en la presentación en Viena del informe anual Previsiones Mundiales de Petróleo 2019. EFE

El precio del petróleo está prácticamente plano después de que los principales productores acordaran mayores recortes de la producción para reforzar los precios a medida que se intensifica la preocupación por el brote de coronavirus. Fuentes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) han acordado reducir la producción en 1,5 millones de barriles por día en el segundo trimestre de 2020. El pacto está condicionado a que Rusia se una a la medida en la reunión de este viernes. Antes, la OPEP celebrará un primer encuentro este jueves en Viena.

Petroleo Brent 34,960 -0,935%

Este viernes participarán diez productores independientes -entre ellos Rusia y México- que desde principios de 2017 se han sumado a sucesivas reducciones de suministros para apuntalar el precio del barril. Los mercados esperan que el grupo de 23 naciones aliadas, apodado OPEP+, logre el consenso para retirar del mercado al menos 1,5 millones de barriles diarios de crudo hasta junio, un volumen que se sumaría a los recortes acordados en diciembre pasado y vigentes actualmente. 

Con esta decisión, la OPEP respalda a Arabia Saudí que lleva semanas impulsando un recorte más profundo, de entre 1 y 1,5 millones de barriles diarios (mbd), pero ha chocado con la resistencia de Rusia. En vísperas de la reunión de este jueves, el ministro saudí de Petróleo, Abdelaziz bin Salmán, y su homólogo ruso, Alexandr Novak, mantuvieron un encuentro bilateral antes de participar en una sesión de un comité interno, sin que el primero lograse convencer al segundo para dar luz verde al plan. 

Las innumerables cancelaciones de vuelos internacionales y las cada vez más estrictas medidas para contener la epidemia del virus de Wuhan (COVID-19), están desacelerando la economía mundial y, por ende, la demanda de petróleo, lo que a su vez presiona los "petroprecios" a la baja.  

El barril del crudo Brent terminó la sesión del miércoles en Londres a 51,13 dólares, más del 23% menos que el pico alcanzado a principios de enero, mientras que el Petróleo Intermedio de Texas (WTI) cotizaba a 46,78 dólares al cierre de Nueva York. 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) vaticinaba en Washington una caída de la economía mundial por debajo del 2,9% de 2019 -frente al 3,3 pronosticado en enero- debido a la propagación del coronavirus. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la demanda mundial de petróleo sufrirá este trimestre por el impacto de la epidemia su primera contracción en más de una década.

Normas
Entra en El País para participar