Juegos

Codere paga dos millones a empresas participadas por su director general

Jusvil y GE3M prestan servicios de “consultoría” a la compañía

Codere paga dos millones a empresas participadas por su director general

La compañía cotizada de juego Codere abonó 1,9 millones de euros a dos empresas, Jusvil SA y GE3M, vinculada de la primera, y que están participadas por su actual director general, el ejecutivo argentino Vicente di Loreto.

Así consta en el informe de gobierno corporativo que la compañía ha trasladado a la CNMV, que por primera vez desglosa los importes abonados a estas sociedades por un contrato que la empresa tiene firmado desde el 12 de enero de 2018, como indica el propio informe. Ese dia Di Loreto fue nombrado primer ejecutivo de Codere después de que el consejo de administración cesara a los hermanos Martínez Sampedro.

Ya en el informe de gobierno corporativo del ejercicio 2018, Codere reflejaba un pago de dos millones de euros a partes vinculadas a Di Loreto. En él también exponía que “Codere Newco [una de las filiales del grupo] tiene suscrito un contrato de consultoría de fecha 12 de enero de 2018, con la sociedad Jusvil SA en la que Vicente Di Loreto tiene una participación no de control”.

El informe de 2019 es más explícito: “Codere tiene suscrito un contrato de consultoría de fecha 12 de enero de 2018, con la sociedad Jusvil SA, en la que Vicente Di Loreto tiene una participación no de control. A consecuencia del referido contrato, Jusvil ha facturado a Codere, o sociedades de su grupo 1,565 miles de euros, y GE3M (sociedad vinculada a Jusvil) ha facturado 377.000 euros a ciertas filiales de Codere”.

Además, explica que “durante el último mes y medio de 2019, miembros del equipo de Jusvil han prestado servicios de refuerzo de la estructura organizativa del grupo a nivel gestor, sin que ello haya supuesto una retribución adicional a la contemplada previamente en el contrato con Jusvil”
Tras esta sociedad está la consultora G3M, especializada en el sector del juego y que Di Loreto fundó con dos socios más en 2012, después de una primera etapa en Codere que se alargó durante siete años.

Silver Point, máximo accionista de Codere, contrató sus servicios en 2016, aunque luego Codere reintegraba su coste. Dos años después designó a Di Loreto consejero delegado y renovó el referido contrato el 12 de enero. Este dejó su puesto ejecutivo en la consultora, aunque sigue figurando como CEO en su web. Sí mantuvo su participación accionarial, que desde Codere subrayan que es minoritaria.

Jusvil y GE3M son las únicas sociedades vinculadas no pertenecientes al grupo que reseña Codere, tras no renovar su relación con Pro TV, relacionada con el consejero Pío Cabanillas.
La empresa de juego abona aparte a Di Loreto su sueldo como director general de la empresa, aunque no desglosa su cantidad exacta.

El informe de gobierno corporativo indica que Codere contaba con 15 miembros de alta dirección, con una retribución total de 5,5 millones de euros, un 4% más que en el anterior ejercicio. Ninguno tiene puesto en el consejo de administración de la sociedad, donde no existe la figura de consejero ejecutivo.

El laudo arbitral con los Martínez Sampedro, no antes de diciembre

Codere afronta este año citas importantes en el conflicto que mantiene con sus fundadores, los hermanos Martínez Sampedro, por la toma de control de la empresa que pactaron los fondos Silver Point, Abrams y Contrarian. Uno de los procesos es el arbitraje en la Cámara de Comercio Internacional. Los Martínez Sampedro deben declarar este seis de marzo tras una reconvención de Codere, a lo que la empresa deberá contestar el 30 de abrils. La audiencia está fijada para el 29 y 30 de junio. “No se espera un laudo definitivo antes de diciembre de este año”, dice Codere, que ha tenido que devolver algo más de 500.000 euros a los Martínez Sampedro por las costas de un arbitraje de emergencia.

Normas
Entra en El País para participar