Covid-19

Corea del Sur registra en el último día más contagios por el virus que China

El brote afecta a 37 países, pero la OMS rechaza hablar de pandemia para no alimentar el miedo; Japón cierra las escuelas hasta finales de marzo

Soldados coreanos aplican desinfectante en las calles de Daegu.
Soldados coreanos aplican desinfectante en las calles de Daegu. AP

Hace una semana, el coronavirus no había llegado a Europa y Corea del Sur apenas registraba 51 casos, siendo un crucero amarrado en Yokohama el principal foco fuera de China, donde se registraban más de 2.000 casos diarios. Ahora, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) China comunicó 412 nuevos casos el martes, mientras que se registraron 459 en otros 37 países. La propagación de la epidemia está provocando positivos en países hasta ahora libres de infecciones, y también contagios a nivel local, como los reportados en España o Estados Unidos.

Con los datos del miércoles, China ha informado de 439 nuevos contagios, en línea con los últimos días. Solamente Corea del Sur ha informado de 500 nuevos casos en el último día y por primera vez supera las cifras chinas. El país asiático se ha convertido en uno de los principales focos de preocupación, con 1.595 contagios en unos pocos días, la inmensa mayoría en la ciudad de Daegu. Las autoridades prevén que sigan creciendo los casos, vinculados en su mayoría con la sede de la secta Shincheonji, cuyos 220.000 fieles han empezado a ser analizados uno a uno.

El centro de control de enfermedades mantiene en cuarentena a 21.097 personas en todo el país. A su vez, el Banco de Corea (BoK) anunció un recorte de dos décimas en su previsión de crecimiento anual de la economía debido al coronavirus, lo que deja su pronóstico actual en una expansión del 2,1%. El Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano y el mando combinado de las fuerzas estadounidenses anunciaron, además, el aplazamiento indefinido de todas las maniobras militares conjuntas, incluidos los ejercicios anuales de primavera, para controlar la epidemia en el país. Malasia ha anunciado un paquete de estímulo de 4.800 millones de dólares dirigido a las empresas afectadas, sobre todo del sector turístico. Hong Kong anunció el miércoles el suyo. 

En China los nuevos casos parecen haber tocado techo, si bien las autoridades mantienen las severas restricciones al movimiento en la provincia de Hubei, y están alertas ante la posible reintroducción del virus desde zonas como Corea del Sur o Irán. Hasta la fecha, el acumulado de fallecidos en China por el coronavirus se sitúa en 2.744 y el de casos confirmados, en 78.497. 32.495 personas han sido dadas ya de alta tras superar la enfermedad.

El reputado neumólogo Zhong Nanshan, jefe del equipo de expertos médicos de la Comisión Nacional de Salud de China, afirmó hoy que su país confía en tener el brote de coronavirus bajo control a finales del próximo abril. "China tiene la confianza en tener el brote bajo control, en términos generales, para finales de abril", dijo Zhong en una rueda de prensa en Cantón, y añadió que, "aunque hubo un gran brote en Wuhan, este no se ha extendido masivamente a otras ciudades".

En Japón, el país ha registrado 20 nuevos casos, hasta un total de 190 en el que no se incluyen los 704 infectados en el crucero Diamond Princess. El país ha ordenado reducir al máximo los eventos públicos y deportivos, aunque aún confía en celebrar los Juegos Olímpicos este verano. Una mujer en Osaka ha registrado, además un segundo positivo después de haber sido dada de alta de la enfermedad. El primer ministro Shinzo Abe ha dicho este jueves que las escuelas permanecerán cerradas desde el dos de marzo hasta el comienzo de la primavera, a finales de ese mes. Irak ha adoptado la misma decisión y clausurará el cierre de escuelas y universidades al menos diez días. 

Mientras, seis países (Pakistán, Suecia, Noruega, Grecia, Rumanía y Argelia) han registrado sus primeros casos, y ayer el virus desembarcó en América Latina a través de un brasileño que viajó a Italia. El brote italiano suma 650 contagios, con 17 muertos, repartidos en 12 regiones, según informa protección Civil. El país transalpino ha exportado el contagio a otros ocho países. 

En Irán las cifras oficiales hablan de 245 contagios, pero los 26 fallecidos confirmados en la televisión estatal hacen temer a los expertos internacionales que la cantidad de infectados sea mucho mayor. La vicepresidenta del país pérsico para Asuntos de Mujer, Masumé Ebtekar, ha dado positivo este jueves, según la agencia iraní IRNA. Esta semana también dio positivo el viceministro de Salud. 

En varios países, además, se ha perdido la pista de la ruta de contagio, una labor casi imposible a medida que crece el número y la extensión del brote. Alemania ha admitido que no puede trazar las infecciones, y el ministro de salud ha recomendado revisar la planificación.

Pese a la extensión del virus, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aconsejó a los diplomáticos en Ginebra el miércoles no hablar de pandemia, que la OMS se define como la propagación mundial de una nueva enfermedad. "Usar la palabra pandemia sin cuidado no tiene ningún beneficio tangible, pero tiene un riesgo significativo en cuanto a la amplificación de los miedos y estigmas, y de paralización de los sistemas de salud", dijo. "Puede también sugerir que ya no podemos contener el virus, lo cual no es cierto."

La Comisión Europea ve ineficaz el cierre de fronteras

EP

La Comisión Europea considera que el cierre de fronteras dentro de la UE no es una medida "eficaz" para prevenir el coronavirus y en cambio recomienda que se proceda a las medidas de aislamiento con las personas que presenten síntomas de padecer la enfermedad.  Según explican fuentes europeas, el control en frontera y el posible rechazo de personas que presenten síntomas no significa que el país en cuestión se proteja de sufrir casos de coronavirus, ya que este "no se frena en la frontera".

Normas
Entra en El País para participar