El Ibex pone fin a su racha alcista con el euro en mínimos de dos años

El repunte de los casos de coronavirus asusta a los mercados

Ibex 35
En la imagen, la Bolsa de Madrid. EFE

Si ayer la ralentización del número de nuevos casos diagnosticados de coronavirus impulsó a los mercados hasta máximos, hoy la cifra ha provocado caídas generalizadas en las Bolsas de todo el mundo. China ha introducido cambios en la metodología que determina si se está infectado o no. Antes solo se oficializaban los casos que se detectaban con un test que escasea en sus hospitales, ahora, Pekín está utilizando nuevas técnicas que han disparado el número de detecciones. El martes se registraron 2.015 casos, ayer fueron 14.840, y además, se han elevado también las muertes, hasta 242 en un solo día.

Del total de nuevos casos, 13.332 fueron diagnosticados gracias al nuevo procedimiento y 1.148 con el método que se venía utilizando hasta ahora, según refieren los expertos de Link Securities. "El problema es que todo parece indicar que los cerca de 60.000 casos diagnosticados hasta el momento están muy lejos de ser reales", añaden.

De esta forma, el pesimismo ha vuelto al mercado. Las Bolsas estadounidenses cotizan con caídas que rondan el 0,6%. Los principales parqués asiáticos cerraron con bajadas que fueron desde el 0,14% del Nikkei japonés al 0,62% del CSI 300 chino. En Europa, los retrocesos del Stoxx 50 han estado también cerca del 0,6% mientras que el Ibex ha terminado con una caída del 0,31% que lo ha dejado en los 9.909,8 puntos. Por sectores, el químico, el asegurador y el de servicios financieros han sido de los pocos que se han librado de la quema en el Viejo Continente. El sector del petróleo y el gas, el de la alimentación y el automovilístico se han llevado en cambio la peor parte en el Stoxx 600.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.316,80 0,71%
EUROSTOXX 50 3.577,68 0,14%
DOW JONES 26.957,59 -0,46%
USD x EUR 0,9189 0,000%
Petroleo Brent 53,380 -2,857%

Esta aversión al riesgo que ha predominado en las Bolsas se ha dejado sentir también en las divisas. La búsqueda de activos refugio ha dejado al euro en los 1,085 dólares, en mínimos de dos años. Frente a la libra, la depreciación de la divisa comunitaria ha sido más acusada y hoy el tipo de cambio ha caído un 0,8% hasta alcanzar los 1,201 euros por cada una, el nivel más débil desde las sesiones posteriores al referéndum del Brexit, es decir, hace más de tres años y medio. El oro, por su parte, se ha revalorizado un 0,53% hasta los 1.574 dólares por onza.

Los expertos hacen un llamamiento a no dejarse llevar por el miedo. "Hoy ha sido el día propicio para tomar beneficios. Es solo un parón puntual, la tendencia en Bolsas es alcista", explican los analistas de Bankinter. Con todo, el Ibex ha puesto fin a una de las mejores rachas de los últimos meses. Ocho sesiones consecutivas en las que ha subido casi 600 puntos, un 6,11%, ha marcado récords desde el verano de 2018 y se ha acercado a la cota de los 10.000 puntos. Un nivel que cuyo asalto tendrá que esperar.

Dentro del Ibex, Iberdrola, Grifols y Siemens Gamesa han sido los mejores de la jornada con alzas del 1,53%, el 1,48% y el 0,55% respectivamente. En el lado opuesto Acerinox (-2,53%), Cie Automotive (-2,6%) e Indra(-3,7%) han acabado como los más perjudicados. El consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, ha asegurado que el Gobierno cometió un error al designar a Indra como coordinador del multimillonario programa Future Combat Air System y que su empresa seguirá luchando para arrebatar el puesto a Indra. Tanto Inditex (-0,79%), como Santander (-0,4%) y Telefónica (-1,52%) han cerrado también en negativo.

Credit Suisse estima que el coronavirus podría afectar a las ventas de Inditex en el primer trimestre en un 2,8%, ya que China representa el 8% de las ventas y es probable que la oferta y la demanda se vean materialmente interrumpidas en el trimestre debido al coronavirus. 

Fuera de nuestra Bolsa, varias grandes compañías han rendido hoy cuentas que han sido acogidas de manera dispar por los inversores. De forma positiva han sido recibidas las de Orange y en el lado de las decepciones se encuentran Airbus, Nestlé y Barclays.

Entre el ruido provocado por el coronavirus otros eventos han pasado hoy de puntillas en los mercados. La Comisión Europea ha elevado en una décima su proyección de crecimiento de la economía española tanto para 2020 como para 2021, hasta el 1,6% y 1,5%, respectivamente, porque espera una ligera mejora del consumo privado y la inversión. Tras esta actualización, las proyecciones de crecimiento de Bruselas para estos dos ejercicios coinciden con las recogidas en el nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno español, presentado el pasado martes tras aprobar la senda de estabilidad presupuestaria y el techo de gasto que servirán de base para los Presupuestos Generales del Estado de 2020.

En Estados Unidos, los precios repuntaron el mes pasado ligeramente más de lo que se esperaba. En enero, el IPC de la primera economía del mundo avanzó en términos interanuales un 2,5% frente al 2,4% que estimaban los analistas y el 2,3% de diciembre de 2019.

En el mercado de deuda, el tipo de interés del bono de Estados Unidos a 10 años se recorta en 1,8 puntos básicos, hasta el 1,61%. Con más timidez bajan los rendimientos en Europa: 0,7 puntos tanto para el bono español como para el alemán. En las materias primas el petróleo sube hoy un 0,79% de precio y el barril de Brent queda en los 56,23 dólares, todo ello pese a que la el coronavirus ha provocado la primera caída trimestral del consumo de petróleo en más de una década, según la Agencia Internacional de la Energía.

El repunte de casos del coronavirus se une a unas previsiones más pesimistas sobre el impacto económico del brote. Citi ha rebajado la previsión de crecimiento chino al 5,3%, cuando arrancó enero con una expectativa del 5,8%. Morgan Stanley, por su parte, ha alertado que la recuperación de la actividad tras el parón será más gradual que repentina. La maquinaria industrial del país sigue funcionando al ralentí, muy castigada por las carencias de suministros, dificultades en el transporte y la prevención contra los contagios entre empleados. 

Normas