Los iPhone 11 Pro superan los niveles de radiación permitida, ¿es peligroso?

Los iPhone 11 Pro superan los niveles de radiación permitida, ¿es peligroso?

Los topes de gama de Apple, en el punto de mira.

Hasta hace muy poquito tiempo ha existido la creencia de que el uso de los teléfonos móviles, desde mediados de los años 90 del siglo pasado que es cuando se popularizaron, puede ser el causante de algún tipo de enfermedad peligrosa. Eso, que a lo largo de los años ha sido desmentido por los principales organismos internacionales y han quedado en una auténtica leyenda urbana, no quita para que como en cualquier ámbito de la vida, debamos conducirnos con cuidado.

Y llegamos hasta hoy, momento en el que aparece un estudio que viene a desvelar que los iPhone 11 Pro de Apple no solo superan los límites máximos permitidos por la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) estadounidense, sino que los duplica con holgura lo que, como podéis imaginar, no ha dejado contentos a nadie. Sobre todo a quienes siguen anclados en la creencia de que nuestros móviles son portadores de alguna enfermedad peligrosa.

Hay que tener cuidado

Ha sido un laboratorio de San Francisco, el SAR Testing, el que se ha detenido en medir los niveles de radiación de los terminales más top de Apple y ha encontrado algunas mediciones sorprendentes. Máxime si tenemos en cuenta que la propia compañía afirma que su terminal solo emite una tasa de 0,99W/Kg.

Que digamos sorprendentes no quiere decir que sean peligrosas y, aunque duplican claramente  lo permitido como máximo por la FCC, no hay evidencias de que supongan un riesgo para nuestra salud. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud no declara de forma explícita que la radiación de los smartphones sea la causante de enfermedades graves. Ese organismo internacional se limita a recomendar que lo tengamos en cuenta.

Índices de radiación de iPhone 11 Pro.
Índices de radiación de iPhone 11 Pro.

Estas pruebas realizadas por SAR Testing se llevaron a cabo con maniquíes, a los que se les situó un iPhone 11 Pro a una distancia de 5mm. para conocer exactamente cuáles eran esos niveles de radiación emitidos. Obviamente es importante saber qué piensa Apple que, a esta hora, no ha declarado nada al respecto. Y es que las lecturas de ese laboratorio y las cifras oficiales que ofrecen los de Cupertino están tan alejadas que no estaría de más alguna explicación.

Como podéis ver por el gráfico, los niveles habituales de radiación de un smartphone metido en una funda delgada, fina, se queda en unos 0,9-1,0W/Kg., mientras que con una carcasa rugerizada, bien gruesa, esos niveles descienden hasta el 0,2, aproximadamente. Lo mostrado por ese laboratorio es, sin duda, una cifra que parece a todas luces exagerada.

Normas