BCE

Lagarde advierte que el coronavirus abre un nuevo foco de incertidumbre

Asegura que el cambio climático puede hacer más volátil la inflación e influir en la política monetaria

Presidenta del BCE
EFE

La presidenta del BCE Christine Lagarde ha reconocido hoy que la epidemia del virus de Wuhan es un nuevo foco de incertidumbre y ha señalado que la institución está vigilando muy de cerca su evolución y cómo podría llegar a influir en su escenario central para la economía.

"Mientras que la amenaza de una guerra comercial entre Estados Unidos y China parece haber remitido, el coronavirus añade un nuevo foco de incertidumbre", ha afirmado Lagarde en un discurso pronunciado en París. La presidenta del BCE ha apuntado en todo caso que, ante las incertidumbres, la previsión del BCE sobre tipos de interés -por la que dibuja un horizonte de tipos bajos sine die- y el programa de compras de deuda -de final abierto- son un efectivo factor de estabilización.

En otro foro en Berlin, el economista jefe del BCE Philip Lane ha precisado que acontecimientos como el actual brote del virus de Wuhan tienen un efecto pasajero y a corto plazo, como ya sucedió con la epidemia del SARS en 2003.

Con miras a más largo plazo, Lagarde ha explicado que Europa afronta dos grandes desafíos, que el BCE también deberá abordar en la revisión de su mandato estratégico, una tarea en la que la institución estará inmersa a lo largo de todo el año. Por un lado, la zona euro tiene pendiente la creación de un verdadero mercado único de capitales, que sirva para reforzar el euro y su papel como divisa internacional. "La historia nos muestra que un mercado financiero con profundidad y liquidez es uno de los factores más importantes para hacer posible una divisa con estatus internacional", ha señalado.

El otro gran reto es el cambio climático. No solo por el riesgo que supone para la industria financiera, dado el aumento de los desastres naturales y el coste de la transición energética, sino también por su impacto en la política monetaria. 

"Lo que sabemos sugiere que el cambio climático afectará a la política monetaria", asegura Lagarde, que ha puesto como ejemplo que los desastres naturales pueden hacer la inflación "más volátil", al tiempo que medidas como los impuestos al carbón pueden tener también "efectos persistentes y significativos" sobre los precios. 

Normas
Entra en El País para participar