El sumario del caso BBVA-Villarejo acumula indicios contra Francisco González

La Fiscalía le acusa de contratar "de forma opaca" a Villarejo para el banco

El sumario del caso BBVA-Villarejo acumula indicios contra Francisco González

El sumario del caso BBVA-Villarejo acumula indicios en contra del expresidente del banco, Francisco González, según la documentación que obra en la causa, de la cual se ha levantado el secreto de sumario. La Fiscalía Anticorrupción le acusa de contratar "de forma opaca" al excomisario. Además, en el sumario consta que el propio González se reunió con policías en su sede y fruto de esa reunión se decidió presentar una denuncia anónima contra Luis Pineda, presidente de Ausbanc. Asimismo, en el sumario figuran declaraciones del exdirectivo del banco Antonio Béjar que apuntan a que González respaldó la contratación de Villarejo y también a que el expresidente de la entidad estaba al tanto del contenido de la investigación forense interna del propio BBVA. González defiende que es inocente.

La Fiscalía Anticorrupción sostiene que el expresidente del BBVA, Francisco González, fue la persona que ordenó contratar al excomisario José Manuel Villarejo para espiar a políticos y competidores, según la documentación recogida en el sumario de la pieza nueve del `caso Tándem'.

El juez instructor de la causa, Manuel García Castellón, levantó el secreto del sumario el pasado lunes. En ese sumario, consta que la Fiscalía cree que la contratación del Villarejo "habría sido ordenada, de forma opaca, por la propia presidencia del banco", entonces ocupada por González.

La información acerca de que en el sumario consta esa acusación de la Fiscalía ha sido adelantada por EL PAÍS. Posteriormente, Francisco González ha emitido un comunicado en el que asegura que "quiere desmentir" esa información, aunque fuentes cercanas al expresidente de BBVA han precisado luego que lo que desmienten no es la información sobre la existencia de ese informe de la Fiscalía con la acusación sino que sea cierto que la contratación de Villarejo haya sido ordenada de forma opaca por González. 

González dice que "en los próximos días hará público un detallado comunicado de su declaración" como imputado en la Audiencia Nacional. Por ahora, asegura que en su declaración dijo que “nunca participó en la contratación de ningún proveedor externo, y que ésto correspondía a los responsables de las diferentes áreas" y que "tanto el banco como él mismo desconocían las actividades que desarrollaba la empresa Cenyt y el Sr. Villarejo". No obstante, Cenyt y Villarejo informaban al banco del resultado de sus pesquisas, en las cuales, según consta en el sumario, empleaban medios ilegales.

Entre otras cuestiones, en el sumario consta que Villarejo intentó intervenir el teléfono del exministro de Industria Miguel Sebastián y que interceptó más de 16.000 comunicaciones para evitar la toma de control de Sacyr sobre el BBVA.

Compañeros

Aunque el jefe de Seguridad del banco, Julio Corrochano, habría sido el puente para contratar a Villarejo, del que era amigo, el ministerio público considera que hubo varios departamentos de la entidad involucrados en esa contratación. No obstante, señala a Corrochano como la persona que recibió la orden "directamente" del presidente.

En concreto, Julio Corrochano recibió "el encargo de gestionar las contrataciones con Cenyt por sus vínculos personales con José Manuel Villarejo tras años como compañero en el Cuerpo Nacional de Policía a sabiendas de su condición policial en activo y de que sus servicios incluían el acceso a información reservada".

Las labores de espionaje para las que fue contratado se produjeron entre 2004 y 2005 y tuvieron por objeto espiar a políticos, financieros, empresarios y periodistas para evitar la toma de control del BBVA por la constructora Sacyr. En su declaración ante el juez, el que fuera presidente de la entidad afirmo que no tuvo conocimiento de estos hechos hasta el mes de mayo de 2018.

Para la Fiscalía, las pruebas que obran en su poder confirman con solidez la existencia de indicios delictivos en la contratación y en los pagos a Cenyt, la empresa de Villarejo. En esa contratación participaron varios departamentos del BBVA a sabiendas de que Villarejo era un policía en activo de que podía utilizar medios ilegales para cumplir con el encargo. De hecho, los responsables del banco conocían desde el primer momento "la naturaleza ilícita de todas las contrataciones".

El ministerio público se basa en el informe forensic encargado por el bando y en la declaración del exdirectivo Antonio Béjar para "corroborar la solidez de los indicios delictivos en la contratación y en los pagos a Cenyt con la presunta participación coordinada de múltiples áreas del bando a sabiendas de la condición policial de José Manuel Villarejo, y de la utilización por este de medos ilícitos para la obtención y acceso a información reservada con vulneración de sus derechos fundamentales".

Conocimiento del forensic

Según ha desvelado la Cadena SER, en el sumario consta también la declaración de un directivo según la cual, Francisco González conocía la investigación forense que se estaba haciendo a la entidad BBVA por parte de PwC, Uría y Garrigues por encargo del propio banco antes de que ese documento llegase a la Audiencia Nacional y sin que hubiera motivos para que el expresidente estuviese al tanto de su contenido. esta es la transcripción de ese interrogatorio difundida pro la SER:

Esta es la transcripción de parte de ese interrogatorio:

¿El señor González le ha llamado entre una declaración y otra?

.

Y ¿qué le ha dicho?

Me ha dicho que estuviese tranquilo, que dijese la verdad y que en el forensic no aparecía nada que me pudiese implicar y que lo único que podría tener algo de importancia era lo de la prima de éxito pero que no me preocupará porque eso no tenía relevancia y por lo tanto dijese la verdad.

¿Quiere esto decir que González conocía este informe?

Me dio a entender que sí.

Reunión con la policía

El otro asunto más espinoso para Francisco González entre los que han trascendido en una primera lectura del sumario es la reunión del expresidente del banco con mandos policiales de la que salió la decisión de presentar una denuncia anónima contra Luis Pineda, por entonces presidente de Ausbanc y enemigo de González, de modo que se iniciase una investigación contra él.

Esa denuncia anónima, que contaba con el visto bueno de González, dio lugar a una investigación primero policial y luego judicial contra Pineda, que fue enviado a prisión preventiva y está siendo ahora juzgado. Pineda ha pedido la nulidad de su caso al haber podido ser obtenidas las pruebas de forma irregular.

La existencia de esa reunión, que González no desmiente y que consta en su propia agenda, fue desvelada ante el juez por el responsable de los servicios jurídicos del banco, Eduardo Ortega, según consta en el sumario. Esa reunión fue una comida en el complejo policial de Canillas en 2015. Se decidió que la denuncia contra el enemigo de Francisco González fuera entregada por el responsable de seguridad del banco, Julio Corrochano, al comisario Villarejo.

Normas