Diecisiete ‘chicharros’ suman más de un 10% en tan solo siete sesiones

Deoleo rebota un 127% tras la caída del 54% de 2019

inversión chicharros
Pantallas informativas en el interior del Palacio de la Bolsa de Madrid, sede de BME.

Si el final de 2019 permitió al Ibex sumar un 11,8%, los sobresaltos del nuevo año por el conflicto entre EE UU e Irán contienen al selectivo pero no han impedido a 17 chicharros –valores de baja capitalización y elevada volatilidad– revalorizarse más de un 10% en siete sesiones. Son Deoleo, Coemac, Codere, Oryzon Genomics, Berkeley, Audax, OHL, Biosearch, eDreams, Quabit, Solaria, Service Point, Montebalito, Abengoa, GAM, Tubos Reunidos y Dia. El primer mes del año es el más proclive a que se noten las oscilaciones de las cotizadas más volátiles. Deoleo es de momento el rey. Tras desplomarse casi un 54% en 2019, ha rebotado en estas dos semanas y sube ya un 127%. La firma, propietaria de marcas de aceite como Koipe o Carbonell, marcó mínimos históricos en diciembre tras el anuncio, tres meses antes, de un proceso de reestructuración de deuda de 574 millones de euros así como una reorganización societaria, que aprobará el 17 de enero en junta de accionistas. El actual rebote, no obstante, no da confianza a los analistas. Desde Bankinter subrayan que es "claramente bajista en términos de medio y largo plazo".

Frente a las fuertes alzas de Deoleo, las subidas del resto de valores de la Bolsa española parecen mínimas. Coemac (Corporación Empresarial de Materiales de Construcción) es la segunda firma que más sube en el año, con una revalorización del 23%, y Codere (+17%) cierra el top 3. Oryzon Genomics es la cuarta con una subida del 17% y la quinta, Berkeley, parece haber vuelto a tomar protagonismo en los mercados a pesar de que su proyecto minero en Salamanca esté paralizado. La firma, que debutó en la Bolsa española en julio de 2018 –aunque ya cotizaba en Reino Unido y Australia–, está viviendo unas jornadas de elevada volatilidad, en las que ha llegado a perder casi un 10%. Tras el desplome estuvo el anuncio de que emitiría dos millones de acciones para su director general en funciones, Robert Behets. El mercado lo interpretó como un nuevo alejamiento de la españolización de la firma.

Entre los grandes valores, solo Cellnex e IAG se acercan a una revalorización de doble dígito, tras sumar en torno a un 8% en lo que va de año. Cellnex mantiene el camino iniciado en 2019, mientras que IAG se ha visto impulsado por el nombramiento de Luis Gallego como nuevo CEO del grupo y la estabilización de los precios del crudo, que beneficia al sector de las aerolíneas.

Cellnex no pierde fuelle

El gestor de infraestructuras de telecomunicaciones duplicó prácticamente el precio de sus acciones en 2019 y ha iniciado el nuevo año sin perder el ritmo: suma un 8,2%. El aumento de posiciones en otros mercados europeos ha puesto a esta teleco a la cabeza en el sector. No obstante, el consenso de Bloomberg considera que sus títulos han agotado ya su potencial para este año.

Normas
Entra en El País para participar