Debate de investidura

Casado pide a Sánchez activar el 155

La dureza ha sido la seña de identidad del discurso del candidato popular

El presidente del PP, Pablo Casado.
El presidente del PP, Pablo Casado. EFE

La dureza ha sido la seña de identidad de la intervención de Pablo Casado, el candidato del PP, en línea con las declaraciones efectuadas minutos antes por el secretario general de los popular, Teodoro García Egea ha acusado a Pedro Sánchez de asumir el lenguaje de los "golpistas" en el debate de investidura. Egea ha calificado al líder socialista de "fraude electoral".

Casado ha comenzado el debate planteándole varias preguntas al presidente del Gobierno en funciones. "¿Usted duerme bien? ¿Usted ha dormido bien esta noche? ¿Ha conseguido conciliar el sueño después del espectáculo bochornoso que dieron sus socios de investidura?. Nos trae un Gobierno de pesadilla. Sobre todo, para todos los españoles que viven en Cataluña. Pero no va a suceder lo que sueña, sino lo que teme. Y este Gobierno será su epitafio político", ha apuntado en los primeros minutos de intervención, un periodo de tiempo durante el cual la situación en Cataluña y el pacto alcanzado con ERC han sido las piedras angulares de su discurso.

De hecho, no ha necesitado ni cinco minutos para pedir a Sánchez que envíe el requerimiento del 155 a Quim Torra si no cesa en sus funciones tras la resolución de la Junta Electoral Central. Casado le ha garantizado a Sánchez que con independencia de lo que suceda en el debate de investidura contará con el apoyo del PP. Casado le ha advertido que de no remitir el requerimiento su partido actuará contra el líder socialista tratando de que sea condenado por prevaricación. "No son admisibles las declaraciones de su portavoz sobre la Junta Electoral Central. Un delincuente encarcelado por un delito tan grave como el de sedición no debería ser un interlocutor válido para negociar la investidura", ha añadido.

"Ha perdido tres escaños, la dignidad de presidir un partido constitucionalista y decencia de no mentir", ha apuntado. Casado considera que el programa pactado con los socialistas es el más retrógrado de la etapa de la democracia y ha acusado a Sánchez de "convertirse en el líder de la coalición que quiere acabar con la constitución".

Durante su discurso ha aprovechado para anunciar que el PP ayudará al presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, a mantener su Gobierno autonómico si finalmente el PSOE rompe la coalición con el PRC en esta región por su no a la investidura de Sánchez. Tampoco ha dejado pasado la ocasión  señalar que "con los mismos argumentos que echó a Rajoy, esta Cámara debía haberle echado usted por los ERE, que es el caso de corrupción más grave de la historia de España".  

"Pacta usted con los herederos de Batasuna, que siguen sin condenar el asesinato de inocentes en España. Pacta usted con gente que pide la abolición de la monarquía parlamentario. Y con gente que cree que la Transición fue una farsa", ha añadido.

En el turno de réplica entre Sánchez y Casado el cruce de acusaciones ha sido una constante en el que la corrupción ha ocupado un papel destacado. La ausencia de propuestas ha sido la tendencia dominante, algo que pone en evidencia la enorme distancia que existe entre los dos grandes partidos en un momento en el que la situación económica española requiere de profundas reformas.

Normas