El PMI de la eurozona se mantiene en positivo pese al estancamiento de Alemania

Los buenos datos de Francia evitan la caída en el conjunto de los 19 países

Un trabajador en una fábrica.
Un trabajador en una fábrica.

La recesión en el sector manufacturero se profundiza, mientras que el sector servicios se recupera. Así lo ha afirmado este lunes la encuesta del índice PMI de gerentes de compras de IHS Markit en lo que respecta a la zona euro. El índice fue de 50,6 puntos en diciembre, el mismo número que en noviembre, 0,6 puntos por encima de los 50 puntos, el límite entre crecimiento y contracción. 

IHS Markit destaca que "Francia siguió proporcionando un soporte vital al crecimiento económico de la zona euro, pero Alemania siguió indicando una ligera desaceleración, impulsada por una creciente recesión en el sector manufacturero".

La segunda economía de la Unión Europea (UE) llegó a los 52 puntos, mientras que la principal potencia económica de la UE se ubicó por debajo, en los 49,4 puntos, el mismo número que en noviembre.

El sector manufacturero de Alemania lastra el resultado final en la zona euro. El índice PMI para el sector industrial fue del 43,4 puntos en diciembre, 0,6 puntos por debajo de noviembre, a pesar de que las previsiones la situaban con mejores datos. Alemania, sin embargo, mejora en el sector servicios hasta los 52 puntos, el máximo valor en los últimos cuatro meses.  

El Ministerio de Economía germano aseguró este lunes en un comunicado que "la economía sigue estancada pero hay unos primeros signos del fin de la desaceleración de la industria, lo que implica una probable recuperación gradual en la economía".

El economista jefe de IHS Markit Chris Williamson, por su parte, no tuvo rodeos al afirmar que  "la economía de la zona euro llega a fines de 2019 inmersa en su peor periodo desde 2013, y las empresas luchan contra el difícil entorno de una demanda casi estancada y perspectivas sombrías para los próximos doce meses". 

El informe de IHS Markit, además, remarca que la preocupación de las empresas giró en torno a la incertidumbre geopolítica, especialmente debido a los "trastornos" relacionados con el Brexit y las guerras comerciales que protagoniza EE UU, sumado a la inquietud generalizada respecto de la ralentización del crecimiento económico mundial en 2020.

Normas
Entra en El País para participar