La Torre Eiffel vende sus famosos remaches por más de 300.000 euros

Lanza 600 de estas piezas por algo más de 500 euros la unidad

La Torre Eiffel vende sus famosos remaches por más de 300.000 euros
GETTY

Si se deja a un lado la imagen icónica de la Torre Eiffel sobre el skyline de París y se hace zoom sobre el monumento, cientos de miles de remaches que consiguen mantener en pie la famosa torre asoman a lo largo de toda la estructura. Ahora, cuando acaba el año y llega el punto final del 130 aniversario de la inauguración de la conocida como Dama de Hierro –que abrió sus puertas en marzo de 1889–, la SETE (Sociedad de Explotación de la Torre Eiffel) lanza al mercado más de 600 de estas piezas, por un precio de 525 euros por unidad. Con esta edición limitada, la gestora de uno de los monumentos más visitados del mundo espera sumar a sus arcas más de 315.000 euros, una cantidad notable teniendo en cuenta que los beneficios de esta entidad, a pesar de la elevada cifra de facturación –cercana a los 90 millones de euros por ejercicio–, no suelen llegar a los cinco millones anuales.

La Torre Eiffel está ensamblada por algo más de 2,5 millones de estos roblones, según datos ofrecidos por la propia SETE. En su construcción, que se prolongó durante algo más de dos años, se llegaron a instalar 22.000 remaches por semana, el ritmo que exigía la llegada de la Exposición Universal de París. Las piezas, uno de los símbolos de la Revolución Industrial y de su maquinaria, fueron colocadas por cuatro equipos de remachadores: uno de ellos calentaba el hierro, otro lo mantenía en el lugar indicado para unir dos piezas, otro le daba forma a la cabeza y el cuarto lo incrustaba mediante golpes secos en el sitio exacto antes de que se enfriase. Todos ellos están numerados y cuentan en su cabeza con un grabado que simula la forma del monumento.

Esta edición limitada, con vistas a poder ampliarse en función de cómo vayan marchando las ventas y los trabajos de restauración y mantenimiento que se realizan cada año, y por los que se van sustituyendo algunas piezas, presenta a cada remache en una caja de madera, con el certificado de autenticidad y con el detalle de todas las características de cada una de ellas. Todas, por ejemplo, miden 8,5 centímetros, pesan cerca de 400 gramos y tienen una resistencia de 36 kilos por milímetro cuadrado.

Kit de venta del remache.
Kit de venta del remache.

La SETE, a lo largo de los últimos años, se ha convertido en una máquina de hacer dinero, sobre todo a raíz de la caída del turismo en la capital francesa, motivada por los atentados que sacudieron París en noviembre de 2015. Un año antes, la torre recibió más de 7 millones de visitantes, y en 2016 la cifra cayó a los 5,9 millones. Esta pérdida también ha tenido impacto en la facturación del monumento, que llega a los 90 millones y que, entre tasas, impuestos y gastos laborales, dejan unos beneficios que no llegan a los 5 millones de euros.

La venta, por ello, forma parte de una estrategia implantada por la SETE para sumar ingresos en su hoja de resultados. Hace un año, por ejemplo, la casa de subastas Artcurial consiguió vender por casi 170.000 euros un tramo de 25 peldaños de las escaleras utilizadas durante los primeros años de vida del monumento, triplicando el precio de salida. La sociedad también gestiona un gran salón, situado a 57 metros de altura, en el corazón del edificio, que se alquila a empresas y organizaciones por casi 1.000 euros la hora. También cede los derechos de explotación a dos restaurantes de cocina francesa, uno de ellos, el mítico The Jules Verne.

Normas
Entra en El País para participar