Trump aprueba la primera fase del acuerdo con China

Se cancela la subida de los aranceles sobre los productos asiáticos que entraba en vigor el domingo

guerra comercial
Donald Trump posa con el viceprimer ministro chino Liu He el 11 de octubre, al anunciar la primera fase del acuerdo comercial con China.

Las negociaciones para poner fin a la guerra comercial han dado un paso adelante. Aunque el presidente de EE UU, Donald Trump, dio un susto a los mercados al anunciar que el principio de acuerdo cerrado ayer no era cierto, finalmente, ha rectificado y aclarado la situación.

La primera fase de las negociaciones sí ha sido cerrada por China y EE UU y, como parte del acuerdo, la potencia norteamericana no aplicará las tarifas previstas para este domingo 15 de diciembre, aunque sí mantendrá las existentes hasta la fecha. Concluida esta primera etapa, los equipos negociadores procederán a negociar la segunda, algo que hasta el momento estaba previsto para 2020.

A última hora de este jueves, varios medios publicaron que ambos equipos negociadores habían llegado a un acuerdo y el presidente había dado el visto bueno. Una noticia que salió a la luz horas después de que el propio Trump tuiteara que Washington estaba "muy cerca" de cerrar un "gran trato" con Pekín, después de varios meses de negociaciones. "Ellos quieren, y nosotros también", ha apuntado en Twitter.

Ambos bloques ya habían alcanzado la "fase uno" del acuerdo en octubre. Sin embargo, la cancelación de la COP25 en Chile dilató los plazos, ya que era en los márgenes de la cumbre donde estaba previsto que Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, rubricaran el pacto.

Las negociaciones de este jueves eran a contrarreloj puesto que el domingo se iba a aplicar un incremento en los aranceles sobre ciertas importaciones chinas, como teléfonos móviles u ordenadores portátiles, valoradas en 160.000 millones de dólares (143.872 millones de euros). Dicha subida ya fue retrasada en agosto con el objetivo de no afectar al aprovisionamiento de mercancías por parte de los comercios minoristas de cara a la campaña navideña.

Antes de que Trump lanzara el anuncio por Twitter, el portavoz del Ministerio de Comercio de China, Gao Feng, dijo que los equipos negociadores de los dos países "están manteniendo contacto permanente". Asimismo, Gao aseguró que el país asiático está planteándose levantar los gravámenes de las importaciones estadounidenses de soja y cerdo, "a la luz de las solicitudes emitidas por las empresas afectadas", apuntó hoy la televisión estatal CGTN.

En el caso del cerdo, se trata de un alimento esencial en la dieta de los chinos y cuyo precio se ha disparado debido a su escasez por una epidemia de peste porcina africana detectada en agosto de 2018 y que ha llevado al sacrificio de millones de gorrinos en China.

Gao no aportó más detalles sobre el estado de las negociaciones para tratar de mitigar el conflicto comercial que enfrenta a Washington y Pekín desde marzo del pasado año. La autoridad comercial china aseguró en noviembre que había llegado a un acuerdo con Washington para retirar por fases los gravámenes que ambas partes se han ido imponiendo durante la disputa.

Normas
Entra en El País para participar