Tecnología

Accenture: “Todas las empresas deberían tener un ‘manifiesto’ de datos”

La firma lanza un servicio para ayudar a sus clientes a entender sus datos y sacar provecho de ellos, pero advierte que ser transparentes y responsables en su uso

Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture España.
Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture España.

El presidente de Accenture España, Juan Pedro Moreno, avanzó ayer que la compañía facturó 1.151 millones de euros en España en su último año fiscal, cerrado el pasado 31 de agosto, lo que supuso un 4% más que el ejercicio anterior. Igualmente indicó que más del 64% del negocio estuvo vinculado a la transformación digital, cifra que está en línea con la corporación a nivel global. El directivo, que dijo no poder avanzar más datos porque van a presentar la próxima semana el informe de las cuentas a analistas e inversores, señaló que espera que este ejercicio “sea igualmente bueno”.

Moreno, que hizo estas declaraciones coincidiendo con la celebración de la sexta edición anual de la conferencia digital que organiza su empresa en España, resaltó que la “era posdigital” ya ha comenzado, al menos en el ámbito de las inversiones en transformación digital de las grandes empresas, que deberán ahora dar “un giro inteligente” para crear valor. “No vale con hacer grandes inversiones. Ahora, con las ya hechas las compañías deberán ser capaces de vender más o mejor los productos existentes y tendrán que repensar sus costes porque la competitividad en este punto será esencial, y ahí la robótica y la automatización y el cloud van a jugar un papel clave”.

El presidente de Accenture reflexionó sobre las tendencias y líneas estratégicas de la compañía que van a marcar este año, y ahí hizo especial hincapié en el uso de los datos. Moreno dijo que no vale con recabar muchos datos. “Las empresas no deberán tener el síndrome de diógenes con los datos; deberán determinar cuáles necesitan y cuáles no y hacerlo de una forma transparente y responsable. Todas las compañías deberían tener un manifiesto de datos, un decálogo para que el consumidor sepa cómo y para qué van a usar su información”.

El ejecutivo defendió que los consumidores deben tener libertad para elegir entre las empresas, “y estas deben tener en cuenta que se están añadiendo nuevos valores en la sociedad, como la ética en el uso de los datos y la sostenibilidad, que serán determinantes para que el usuario opte por unos servicios u otros”. En este sentido, Moreno explicó que Accenture ha empezado a ofrecer el servicio Data Ray en su hub de Torre Picasso, en Madrid, para ayudar a sus clientes a entender sus datos y saber sacarles provecho.

Moreno añadió que seguirán atentos a adquisiciones para completar sus servicios tras comprar este año la agencia Shackleton y las firmas Pragsis Bidoop (big data y analítica) y Insitum (diseño de productos y procesos en entorno digital). También indicó que van a seguir consolidando los centros que puso en marcha Accenture en España en su último ejercicio: el centro de Industria 4.0 y ciberseguridad industrial en Bilbao "por el que ya han pasado más de 100 clientes", el centro de alicante especializado en nuevas tecnologías (Inteligencia artificial, robótica, blockchain, realidad aumentada y tecnología cuántica) y el centro de ciberseguridad en Madrid. 

El directivo apuntó que quieren convertir el centro de Bilbao en un centro de formación en ciberseguridad tanto para su equipo como para el de los clientes de Accenture. "Transformar el talento es clave y urgente desde la educación para sacarle el valor a la transformación digital", señaló, al tiempo que destacó la potencia de España en data scientist: "El 10% de todos los científicos de datos de Accenture a nivel global están en España,"porque aquí hay talento, y el país es tremendamente competitivo cuando combinamos productividad/coste". 

Entre las tendencias de futuro, el presidente de Accenture España también citó lo que denominó "la magia de las conversaciones inteligentes". Según el directivo, habrá más inteligencia artificial en las interacciones humanas con la medicina, los call centers, etc. "El desarrollo de la voz con la inteligencia artificial va a producir un salto importante. En los centros de datos, por ejemplo, no se trata de poner al ser humano al lado si no en el centro. Los trabajadores de los call centers van a estar ayudados por la robótica y se incentivará en otras cualidades más valiosas como la empatía con la gente". 

Normas
Entra en El País para participar