BT vende su filial española a Portobello Capital

Habrá una escisión previa del área de servicios globales

El grupo británico acelera su salida del mercado español

BT vende su filial española a Portobello Capital
EFE

BT ha alcanzado un acuerdo para la venta de su negocio doméstico en España al grupo Portobello Capital. Según fuentes conocedoras del proceso, la desinversión de BT España se materializará previsiblemente en los próximos días.

La operación vendrá acompañada de una escisión parcial previa de la división dedicada a la prestación de servicios a los clientes globales del grupo BT. En principio, esa separación tendrá lugar en un periodo entre cinco y seis meses.

Este movimiento se enmarca dentro del proceso de reorganización puesto en marcha por BT Group, que va a proceder a dividir sus negocios en España en dos áreas diferentes. Por un lado figurarán los servicios de telecomunicación y digitales de carácter global, y por otra el negocio doméstico o nacional, que es el que se va a vender a Portobello. El grupo británico mantendrá el negocio de servicios globales, integrado principalmente por las cuentas con grandes corporaciones españolas con presencia en distintos mercados.

La compañía transmitirá una parte de su patrimonio a una sociedad de nueva creación, cuyo titular será BT Holdings BV, con sede en Holanda, y actual matriz directa de BT España. En principio, la nueva sociedad absorberá a los trabajadores vinculados a los negocios de servicios globales, cuyo número es superior a 200.

BT puso a la venta su negocio en España a principios del verano. En este periodo, se han interesado operadoras como MásMóvil y Orange, junto fondos de inversión como Aurelius Equity, que ya ha comprado otros activos de BT como su filial de gestión de flotas BT Fleet Solutions. El movimiento se encuadra en la política de BT de venta de activos no estratégicos, para reducir deuda. Entre ellos figuran las filiales en Irlanda y Holanda.

BT España es una compañía con un tamaño notable especializada en el mundo empresarial. En el último ejercicio fiscal, concluido a final de marzo, alcanzó una facturación de 328 millones de euros, un 2% menos, con un beneficio antes de impuestos cercano a 10 millones, un 3,8% menos. El retroceso estuvo motivado en la dura competencia en los servicios de conectividad. El beneficio neto cayó un 25%, hasta 6,48 millones.

La teleco ofrece servicios en toda España desde la sede en Madrid y las oficinas de Barcelona, Bilbao, La Coruña, Sevilla y Valencia. BT España contaba con un total de 1.098 empleados a final de marzo, frente a 1.116 a la conclusión del año anterior. La operadora contaba con más de 500 profesionales especializados. En el informe anual remitido al registro mercantil, BT España presumía de ser un proveedor de referencia para transformar las soluciones de sus clientes, empresas y organismos públicos, especialmente, “llevándolas a modelos más eficientes”. Además, destacaba en las perspectivas para 2019-2020 su estrategia global de despliegue de red para ofrecer un valor diferencial frente a sus competidores.

Estrategia de Portobello

Portobello es una firma independiente, gestionada por los socios Íñigo Sánchez-Asiaín, Juan Luis Ramírez, Ramón Cerdeiras, Luis Peñarrocha y Carlos Dolz. Cuenta con cerca de 1.300 millones de euros de capital comprometido y gestionado, con una cartera de 13 participadas, según indica en su web corporativa. El 86% de la base inversora son inversores internacionales institucionales.

Está especializada en invertir en compañías que tengan crecimientos no dependientes del ciclo, con capacidad de endeudamiento, con el núcleo del negocio en España, con un valor de empresa entre 50 y 500 millones de euros y de todos los sectores excepto financiero, inmobiliario y tecnológico. Las inversiones en capital se sitúan entre 10 y 100 millones, con la toma de posiciones mayoritarias.

Normas
Entra en El País para participar