El mando del Apple TV es tan malo que han fabricado un clon (mejor)

El mando del Apple TV es tan malo que han fabricado un clon (mejor)

Está desarrollado con permiso de los norteamericanos.

El famoso remote de los Apple TV ha pasado, a lo largo de la historia, por muchas fases y formas. Casi siempre ha destacado por su cuidado diseño y sencillez de manejo, algo de lo que los norteamericanos suelen presumir en cada uno de los productos que lanzan al mercado.

Por desgracia llegaron los Apple TV FullHD y 4K y lo cambiaron por otro que parecía tener un potencial mayor. No solo por la inclusión de unos controles extra de subir/bajar volumen, sino por la entrada de Siri y, sobre todo, de un panel táctil que nos iba a ofrecer una funcionalidad infinitamente mayor que la de los dos diseños anteriores.

El panel el caos

El problema es que ese remote de los últimos Apple TV (los que permiten instalar apps y juegos de la App Store) da muchos problemas de manejo ya que todo el proceso de movimiento por los menús debe hacerse a través de él. Y no creáis que es muy preciso: podéis deslizar el dedo para mover la selección a la derecha y acabáis recorriendo toda una pantalla entera y, cuando apretáis para aceptar, estáis accediendo a Twitch en vez de Spotify.

Consciente de estos problemas, una empresa suiza llamada Salt, que ofrece televisores con Apple TV incorporado, ha decido pasar olímpicamente del remote oficial de los de Cupertino y diseñar una alternativa que permita a sus usuarios moverse más fácilmente por todas las opciones de su servicios de TV a través de internet.

Esta empresa ha desarrollado, según informa MacRumors, un mando a distancia a la antigua usanza –con el permiso y supervisión de Apple–, es decir, con botones que se pueden apretar bien fuerte, que se sienten en el dedo al tocarlos y que se olvida del panel táctil para colocar la típica configuración de cuatro pulsadores (arriba, abajo, izquierda y derecha) alrededor del un único botón de OK.

Remote para Apple TV de Salt.
Remote para Apple TV de Salt.

De esta forma, los usuarios, que están acostumbrados a un mando de televisión más tradicional, no se verán superados por ese alarde de minimalismo conceptual y de usablidad en el que vive Apple permanentemente. Además, este remote de Salt tiene algunos extras realmente útiles, como un botón de encendido y apagado, un mute para silenciar la TV, controles de reproducción de play, stop, avanzar y retroceder, así como ir y volver a los últimos canales visitados.

Si hacemos una comparación entre los dos remotes, el oficial y el oficioso, veréis que falta un botón que es el de Siri. Según la fuente de esta información, esa ausencia tendría que ver con que en Suiza el asistente de Apple todavía no están funcionando. ¡Ah!, y lo mejor es el precio: apenas 19 euros (opcional a los suscriptores que lo quieran comprar). ¿Llegará a otros países?

Normas