El bienestar digital de Google estrena una nueva función: 'Focus'

El bienestar digital de Google estrena una nueva función: 'Focus'

Descansa durante tu actividad digital.

Las empresas tecnológicas y de redes sociales son conscientes de que el uso de los dispositivos móviles puede convertirse, a largo plazo, en un problema tan serio que podrían poner en peligro la salud de sus negocios. Así que, bien por eso, bien porque en realidad están preocupados por quienes usamos sus aplicaciones y servicios, están surgiendo iniciativas que buscan inculcarnos unos hábitos digitales más responsables.

Instagram con la ocultación de los likes, YouTube con la de los suscriptores (el número exacto y no redondeado) y Google, con su bienestar digital, llevan ya una temporada intentando que seamos buenos y no le dediquemos tanto tiempo a mirar la pantalla de nuestro smartphone cuando no debemos.

Focus, para centrarte en lo importante

Bienestar digital es una suite de funciones que ya vienen integradas de serie en Android 10 (y que en la versión 9 podemos descargar desde la Play Store para los smartphones Pixel) que nos permite controlar muchas funciones que tienen que ver con la gestión del contenido que podemos ver nosotros, o nuestros hijos, así como una personalización –entre otras cosas– de los horarios en los que no deseamos estar pendientes del teléfono.

Ahora, los de Mountain View han añadido una nueva función, que han llamado Focus y que tiene un único sentido: quitarnos la tentación de atender a otras cosas cuando estamos trabajando y no tenemos tiempo de hacer otra tarea que no sea la de ser productivos en la empresa que nos paga.

Focus, nueva opción del bienestar digital de Google.
Focus, nueva opción del bienestar digital de Google.

Focus nos permite seleccionar una lista de aplicaciones que, durante un espacio de tiempo que podremos definir, no nos van a molestar, ni con notificaciones ni con la posibilidad de poder utilizarlas. Así, cuando estamos en el trabajo será posible desactivar WhatsApp –si hay algo urgente de verdad, que nos llamen–, YouTube, los juegos e incluso las redes sociales y plataformas de vídeo en streaming.

Eso sí, los parámetros predefinidos de suspensión de esas aplicaciones no penséis que son demasiado largos: 5, 15 y 30 minutos. Evidentemente, están pensados para esos momentos en los que entramos en una reunión o, simplemente, queremos tomarnos un descanso del torrente de notificaciones, chats, comentarios en Twitter y likes de Facebook a los que nos exponemos todos los días.

De cierta manera, ese bienestar digital de Google también lo tenéis disponible a través de esas aplicaciones –Family Link– que los de Mountain View lanzaron para controlar lo que hacen nuestros hijos con sus móviles y tablets, en las que podíamos limitar las horas de uso, las aplicaciones que pueden utilizar o instalar e incluso las webs a las que pueden acceder.

Normas