Bienvenida ‘new law’

Ya no es suficiente saber derecho. Es necesario tener abogados que sepan transformar el conocimiento en datos

Bienvenida ‘new law’
Getty images

Anticipo que nada de lo que diga es nuevo. El sector legal no es tan distinto del resto de sectores económicos. No somos únicos. Como el resto de operadores, nuestro desarrollo y supervivencia está vinculado a la tecnología; y, en la medida en que la evolución de la tecnología es especialmente veloz, no moverse es retroceder, incluso desaparecer.

Ante este reto, hemos afrontado la transformación de los servicios legales y fiscales de PwC, considerando que la tecnología no es solo una herramienta imprescindible en la ejecución de los servicios legales, como lo ha venido siendo hasta ahora. La tecnología no es un elemento auxiliar, no se trata de eliminar el fax o las máquinas de escribir. Se trata de evolucionar el modelo de negocio, desde la comercialización al archivo de la documentación, desde la resolución de un problema hasta la formalización de su respuesta y, sobre todo, la transformación consiste en evolucionar nuestra oferta. Transformarse es ofrecer nuevos servicios, distintos a los tradicionales. Así nos lo piden nuestros clientes, quienes nos demandan valor añadido, diferencial. Nos preguntan no solo qué hacemos, sino también cómo lo hacemos.

En este escenario, partimos con ventaja. Nuestra dimensión internacional nos permite disponer de desarrollos y tecnologías contrastadas por nuestra red en otras jurisdicciones. Si algo no entiende de fronteras es la tecnología.

Al mismo tiempo, estamos cómodos con la multidisciplinariedad; la convivencia interna de abogados, fiscalistas y profesionales de otras disciplinas ha propiciado un, siempre bienvenido, mestizaje profesional.

Conscientes de la situación, hemos agrupado nuestras capacidades en un área propia y diferenciada, que llamamos, como era previsible, new law.

Como si de una receta de cocina se tratara, la clave es la mezcla. Combinamos en new law nuestra experiencia legal y fiscal con la de otros perfiles, como ingenieros, matemáticos, expertos en data analytics o en inteligencia artificial: hay mucho que compartir. Y nos preguntamos, constantemente, cómo lo hacemos, porque importan tanto los ingredientes como el orden en que se suceden.

New law nos exige cambiar el modelo operativo. No es suficiente saber derecho, pedimos más. Necesitamos que los abogados de esta área sean capaces de transformar el conocimiento en datos, en datos estructurados, que permitan su almacenamiento, analítica y visualización, evitando el temido abandono y pérdida del conocimiento, lacra de nuestras organizaciones. Necesitamos nuevos profesionales, necesitamos abogados del futuro. Esta transformación interna la reforzamos con alianzas con proveedores de tecnología y de servicios legales alternativos, que nos permiten ofrecer soluciones integrales que dan respuesta a los problemas de los clientes.

Con este modelo ofrecemos la externalización de procesos legales y fiscales, desde el cumplimiento de una obligación tributaria al control de todo el ciclo tributario, desde la dirección de un proceso judicial a la gestión integral de miles de procesos judiciales, desde la presentación de una declaración tributaria al análisis de las presentadas, desde la llevanza de la secretaría de un consejo de administración al seguimiento de una compleja estructura multinacional…

Al mismo tiempo, la creación del área de new law nos está permitiendo que el asesoramiento tradicional, irrenunciable, se centre en aquellas cuestiones complejas que requieren abogados especializados... Pero insisto, nada de lo dicho es una novedad. No somos los primeros. Los mercados más maduros, en particular el anglosajón, nos llevan ventaja. Junto con las firmas tradiciones, irrumpen nuevos operadores, con modelos de negocio distintos, y paulatinamente abarcan mayores cuotas de mercado, desplazando a los clásicos.

Decidirse a transformarse en un sector como el legal, tan identificado con lo tradicional, con lo clásico, es la gran novedad que queremos compartir. En PwC Tax & Legal Services estamos de estreno, nuevas formas, nuevos equipos, nuevos servicios; ha llegado el tiempo de new law.

Por Joaquín Latorre, Socio responsable de PwC Tax & Legal Services.

Normas