Corbyn apunta contra los ricos en el programa “más radical y ambicioso en décadas” en Reino Unido

El Partido Laborista pretende aumentar el gasto en 97.000 millones de euros

El candidato del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, durante la presentación del programa para las elecciones generales del 12 de diciembre.
El candidato del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, durante la presentación del programa para las elecciones generales del 12 de diciembre.

A todo o nada. El Partido Laborista intentará sustituir el eje del debate para las elecciones generales del próximo 12 de diciembre en Reino Unido. Por un lado, porque su ambigua posición sobre el principal problema para los británicos, el Brexit, no les favorece y, por el otro, porque el laborismo apunta a más. "Este es el programa más radical y ambicioso en décadas", ha aclamado el candidato laborista, Jeremy Corbyn, en la presentación del programa este jueves. 

"No solo son las elecciones del Brexit; son las elecciones del cambio climático, de la sanidad y educación pública, de los impuestos justos, de la inversión pública y de la pobreza", ha dicho Corbyn. "Estas son las elecciones para lograr un cambio real", ha afirmado.

El Partido Laborista aspira a ubicar en un segundo plano el Brexit para situar el debate entre los de arriba y los de abajo, como en su día lo hizo Podemos, y culpabilizar a "la casta" de los principales problemas de Reino Unido. "Durante la última década vimos que se concentró la riqueza en unos pocos privilegiados, gracias al apoyo de los conservadores. Los especuladores financieros y los evasores de impuestos han viajado gratis durante demasiado tiempo", acusa el laborismo en su programa. 

Para poder concretar sus medidas, Corbyn propone aumentar los impuestos a quienes ingresen más de 80.000 libras al año (93.500 de euros), perseguir la evasión fiscal y subir o establecer impuestos extraordinarios a grandes compañías en actividades que contaminen el medio ambiente, como las grandes petroleras. 

Corbyn planea aumentar el gasto en unos 83.000 millones de libras (97.000 millones de euros) para financiar la sanidad, la educación y las ayudas sociales, entre otras áreas, que será financiado con unos ingresos que ascenderán al mismo monto (97.000 millones de euros), entre los que se encuentran la subida de impuestos.

El laborismo, además, pretende crear un banco nacional de inversión para realizar inversiones públicas en los próximos diez años por un total de 250 millones de libras (292 millones de euros) y realizar algunas nacionalizaciones, como por ejemplo de British Telecom (BT), el gigante de las telecomunicaciones en Reino Unido, para que todos los ciudadanos británicos tengan acceso de manera gratuita a banda ancha. 

Una postura ambigua

La postura del Partido Laborista sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea es uno de los puntos más controvertidos de su programa. Corbyn sostiene que los conservadores y los liberales demócratas tienen posiciones "extremas" sobre el Brexit y que ninguno puede garantizar una propuesta sensata ante "una sociedad dividida". Según la media de encuestas que recoge la BBC, el Brexit es el principal problema para los habitantes de Reino Unido, muy por encima del resto, entre los que se encuentran la sanidad y la economía.

El candidato laborista propondrá un nuevo referéndum, que se realizará a los seis meses de ser investido, en el que habrá dos opciones: por un lado, la opción de una salida de la UE que elaborará el propio Gobierno en los primeros tres meses de gestión y que será acordado con la UE y, por el otro, la opción de permanecer en la UE.

Es decir, que si Corbyn triunfa, su intención es que Reino Unido permanezca, como mínimo hasta junio de 2020, una propuesta que choca con la propuesta estrella del primer ministro, el conservador Boris Johnson, que jura que Reino Unido abandonará la UE el próximo 31 de enero. De momento, quien lleva la delantera en las encuestas es Johnson, que alcanzaría el 41,8% de los votos, frente al 29,5% del laborismo. Más atrás aparecen el Partido Liberal Demócrata, con un 14,5% de las preferencias y el Partido del Brexit, que en un mes cayó del 11,3% al 5,9%. 

Normas