El Parlamento británico aprueba celebrar elecciones generales el 12 de diciembre

La decisión se adoptó con 438 votos a favor y 20 en contra

elecciones anticipadas reino unido

Tras tres intentos fallidos, el primer ministro británico, Boris Johnson, consiguió ayer el respaldo de la Cámara de los Comunes para celebrar elecciones generales anticipadas en el Reino Unido antes de Navidades.

El líder conservador ha defendido la vuelta a las urnas para acabar con la “parálisis” del Brexit y con un Parlamento “zombi”, si bien fue él quien decidió retirar el acuerdo de salida de la Cámara por no lograr su tramitación urgente y a pesar de que el proceso ya se hallaba encarrilado.

Johnson, que en esta votación apenas necesitaba una mayoría simple, contó con un amplísimo apoyo de los Comunes, incluidos los partidos de la oposición –laboristas, liberaldemócratas y nacionalistas escoceses– una vez ha quedado claro que el Reino Unido no saldrá a las bravas de la UE tras la nueva extensión otorgada por Bruselas hasta el 31 de enero de 2020 –prevista en un principio para el 29 de marzo de 2019–.

La ley presentada por John­son proponía celebrar los comicios el 12 de diciembre, que fue la que finalmente se aprobó, si bien se llegó a debatir una moción de la oposición para adelantar la cita al 9 de diciembre y evitar que los estudiantes universitarios –más partidarios de permanecer en la UE– se queden sin votar por volver a sus hogares familiares por Navidad. No fueron aceptadas a debate, en cambio, otras enmiendas que proponían ampliar la base de votantes incluyendo a los jóvenes de 16 y 17 años, así como a los más de tres millones de ciudadanos comunitarios residentes en el Reino Unido.

Desde que llegó a Downing Street, el premier ha buscado forzar una repetición electoral en la que aspira a salir reforzado. Aunque el Partido Conservador lidera las encuestas y se sitúa a 10 puntos de ventaja (con el 35% de los apoyos) del Partido Laborista (25%), la estrategia no está exenta de riesgos y preocupa a muchos conservadores. En 2017, su predecesora, Theresa May, recurrió a la misma maniobra y acabó perdiendo la mayoría en la Cámara de los Comunes, lo que le impidió ratificar el acuerdo que había logrado sellar con la UE en noviembre pasado.

La fecha de los comicios era clave debido a que el Parlamento debe ser disuelto 25 días hábiles antes de la fecha de la elección. El SNP y los Liberales Demócratas sostienen que si los comicios se realizan el 12 de diciembre, Johnson podrá maniobrar para forzar una salida de la UE sin acuerdo, mientras que si las elecciones son tres días antes no tendrá forma de hacerlo. 

El que ha dado el primer paso este martes ha sido el laborismo, que tenía la misma preocupación que estas dos formaciones, pero que ha cambiado su posición debido a la prórroga del Brexit hasta el 31 de enero, según ha asegurado Corbyn.

Derrotado el lunes

Johnson ha sido derrotado este lunes en la Cámara de los Comunes. Su propuesta, que tenía que llegar a los dos tercios (434 votos de los 650 diputados), recibió 299 votos a favor. El 'premier' contó con el respaldo unánime del Partido conservador y de un laborista rebelde.

Normas
Entra en El País para participar