Las Bolsas europeas piden reactivar la unión de mercados de capitales

El Brexit debe ser un motor para la integración

bolsas UE

La Federación Europea de Mercados (FESE, por sus siglas en inglés) ha lanzado un aviso a navegantes tras celebrar en Bruselas unas conferencias sobre la unión de mercados de capitales en la UE. Un proyecto que arrancó en 2015 con el objetivo de profundizar e integrar en mayor medida los mercados de capitales de los 28 países -en breve, 27 tras el Brexit- de la Unión.

Después de una primera fase, el lobby de las Bolsas, en el que participa BME, considera que no se han logrado los objetivos y apunta que la segunda ronda de medidas debe ser más ambicioza. Uno de las misiones es que los mercados se conviertan en una fórmula para financiar la economía real y que la capitalizacion alcance el 100% del PIB en 2024, fecha de la siguiente revisión del plan.

"El papel de las Bolsas al servicio de la economía real, aportando transparencia en la formación de precios y una gestión fiable de los riesgos, debe ser reconocido por los responsables políticos", señala la FESE en un comunicado.

El lobby considera que los mercados deben ser esenciales en el desafío demográfico de Europa y que han de contribuir a la rentabilidad de las pensiones, así como a afrontar desafíos como el cambio climático, la digitalización y los conflictos geopolíticos. Pero también advierte de que hay muchos aspectos que mejorar.

La FESE denuncia que las metas que se pusieron en 2015 para la unión de mercados de capitames, en su mayor parte, no han sido alcanzadas y que los mercados en Europa están quedándose atrás en comparación con los de EE UU y Asia. "Casi todas las medidas adoptadas para mejorar la situación en los últimos 15 años han tenido poco efecto sobre las condiciones de los participantes en el mercado", alerta.

La federación es muy crítica con la directiva Mifid 2. Asegura que esta regulación, en vigor desde enero de 2018, no ha logrado objetivo de unos mercados más transparentes, con mejores datos ni una mejora significativa de la protección de los inversores. Al contrario, afea que han proliferado las plataformas opacas (dark pools), que no contribuyen a la transparencia en la formación de precios.

Así, la FESE lanza cuatro propuestas. Primera, tomar nota de la Gran Crisis y lograr mercados transparentes y con liquidez, un objetivo que Mifid 2 no ha logrado. Segunda, crear un entorno que permita a los mercados europeos competir con los estadounidenses o asiaticos, por ejemplo con un entorno propicio para las salidas a Bolsa. Tercero, poner en el punto de mira los derivados cotizados para que, debido a su idiosincrasia global, también puedan competir a nivel planetario. Y, cuarta, asegurar un enfoque con luces largas, que permita potenciar los mercados europeos una vez se produzca el Brexit.

Normas