Aramco va en primera clase... del Titanic de las petroleras

Está mejor situado de cara al iceberg de la demanda máxima, pero también chocará con él

Instalación de Aramco en Abqaiq (Arabia Saudí).
Instalación de Aramco en Abqaiq (Arabia Saudí).

La fortaleza relativa de Aramco en su sector es una gran distracción a la hora de fijar su valor. El folleto de su OPV, publicado el sábado, describe tanto que es mucho más rentable que Exxon o Shell, como que tiene más probabilidades que ellos de mantenerse a flote cuando la industria petrolera golpee el iceberg de la demanda máxima. El problema es que se avecina tal colisión, y es muy importante para la valoración de la empresa.

El tocho de 658 páginas de Aramco carece de algunos detalles a corto plazo, como el tamaño y el precio de su inminente cotización, pero ofrece algunos detalles llamativos a largo. Supone un tasa compuesta de crecimiento anual del 0,8% para la demanda de crudo en 2018-2030, frente al 0,5% para 2017-2030 citado en el folleto de bonos internacionales de Aramco de abril. Pero los dos nuevos escenarios de demanda pos-2030, que usan proyecciones de IHS Markit, son bastante menos alcistas. Uno supone que la demanda se estabilizará en 2035, y el otro prevé su máximo a mediados de los años veinte.

Aramco dice que puede capear esos escenarios, y que puede obtener un rendimiento del 10% con precios del crudo muy por debajo de los 20 dólares el barril, frente a los más de 60 actuales. Esto explica su 41% de rendimiento sobre el capital empleado en 2018, frente al 8% de la media de sus homólogos.

Partiendo de la base de que primero se pararía la producción más cara, la producción absoluta de Aramco seguiría subiendo incluso si la demanda cayera bruscamente para 2050, y su cuota de mercado saltaría al 20%, frente al 12% actual.

El problema es que si la demanda realmente comenzara a caer en la próxima década, es muy posible que los precios también. Los políticos aún no están haciendo lo necesario para mantener el calentamiento global por debajo de los niveles aceptables, pero podrían intensificar sus esfuerzos.

Aunque Aramco sea el mejor situado, podría resultarle más difícil garantizar el dividendo anual de 75.000 millones. Los participantes potenciales en la OPV deberían reflexionar no solo sobre cuánto tiempo desean estar a bordo, sino también sobre si desean subirse.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías