ERC y PNV, a la espera de que Sánchez mueva ficha

La formación independentista dice que por ahora no puede investir al líder del PSOE mientras que el PNV le vuelve a tender la mano

pedro sanchez elecciones
El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban ayer durante su intervención tras conocer los resultados de las elecciones generales. EP

Las elecciones generales de este domingo han resultado en un Parlamento más fragmentado y donde llegar a acuerdos de investidura parece más difícil que en las pasadas elecciones de abril. El PSOE, ganador de los comicios con 120 diputados, no llega a la mayoría con la suma de Unidas Podemos y Más País, por lo que tendrá que buscar socios de uno y otro lado.

Mientras, ERC y PNV, que recabaron 13 y 7 escaños, respectivamente, están a la espera de ver cómo mueve ficha Pedro Sánchez. La formación independentista ya ha anunciado que de momento no puede dar su apoyo al líder socialista, algo que sí hizo absteniéndose en segunda votación en la investidura fallida de julio, mientras que desde el País Vasco, la formación dirigida por Andoni Ortuzar se ha mostrado dispuesta a tender la mano al PSOE siempre y cuando haga un cordón sanitario a la ultraderecha. 

"Ahora mismo ERC no puede votar la investidura de Pedro Sánchez. Es necesario hablar. Que nos llamen, a ver qué Sánchez encontramos", ha declarado el cabeza de lista de la formación republicana, Gabriel Rufián, tras criticar duramente al líder socialista por la repetición electoral y culparle del auge de la extrema derecha. "Pasará a la historia como un negligente, como un irresponsable, como un ególatra. Los resultados del fascismo son culpa exclusiva de él", ha sentenciado.

El PSOE parece no querer depender de las formaciones independentistas para lograr la investidura máxime cuando ha endurecido su postura respecto a Cataluña tras los incidentes violentes ocurridos tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procès y su intención de recuperar el delito de referéndum ilegal en el Código Penal que sacó José Luis Rodríguez Zapatero. "No votaremos a un Sánchez que se ha dedicado a criminalizar dos millones de personas y a insultar la escuela catalana y los medios de comunicación públicos catalanes", ha insistido Rufián, tras aseverar que la imagen de diálogo sería muy positiva.

Mucho más conciliador se ha mostrado el PNV, que ha dicho estar dispuesto a ayudar a Sánchez en la investidura siempre y cuando se excluya a la extrema derecha de Vox. El portavoz parlamentario de la formación nacionalista, Aitor Esteban, ha resaltado este lunes que "lo urgente" es "encauzar la legislatura", tras expresar su preferencia por que el PSOE busque "un pacto a la izquierda". "Hay que estar pendientes todos de lo que ocurra esta semana, cuál es la decisión que toma el PSOE y hacia dónde pretende encaminar su esfuerzo como partido más votado para encontrar una gobernabilidad", ha manifestado.

Así, ha dicho que habrá que esperar a ver qué ocurre en los próximos días, y si Sánchez opta por pedir la abstención a Pablo Casado o si intenta formar una mayoría relativa con otras formaciones. 

Esteban ha abogado además por hacerle "un cordón" a Vox, formación a la que considera que "se ha blanqueado durante meses". Por ello, ha instado al líder del PP, Pablo Casado, a que defina la estrategia política de su partido y decidir si "lo centra" o "pelea" con los de Santiago Abascal por ser "una fuerza de extrema derecha".

Por su parte, EH Bildu ha afirmado este lunes que si depende de dicha coalición, que ayer logró cinco escaños en los comicios, la derecha no gobernará. "Las derechas no entran en el gobierno español, ni por activa ni por pasiva: este es nuestro compromiso con la sociedad vasca", ha declarado el diputado electo por Guipuzcoa Jon Iñarritu. "Está en la mano de Pedro Sánchez decidir el desbloqueo: tienen mayorías posibles, puede elegir entre la derecha o la izquierda. Con la izquierda y los soberanistas no digo que sea fácil, pero con voluntad de diálogo todo es posible", ha asegurado, tras advertir que si el líder del PSOE mantiene "el mismo esquema" que en abril "con una ausencia de voluntad del llegar a acuerdos entre diferentes" lo tiene "más complicado".

Normas
Entra en El País para participar