Los ingresos de Uber no llevan a ninguna parte

Todas las cifras que reflejan la actividad de clientes y pasajeros crecen, pero otras siguen siendo negativas

Los ingresos de Uber
no llevan a ninguna parte

Los ingresos de Uber Technologies aumentaron un 30% en el último trimestre. Su consejero delegado, Dara Khosrowshahi, espera incluso tener beneficios en 2021, según afirmaba el lunes. Pero, ¿qué ingresos y qué beneficios? Los inversores de la empresa de viajes compartidos de 53.000 millones de dólares disponen de un amplísimo abanico de parámetros financieros entre los que elegir, y la nueva separación en cinco divisiones que presentan informes ha añadido unos cuantos más.

Todas las cifras que reflejan la actividad de los clientes y pasajeros de Uber, desde las reservas y viajes brutos hasta los ingresos y los ingresos netos ajustados, suben a buen ritmo. Otras cifras importantes siguen siendo negativas. Uber se ha gastado 2.500 millones de dólares en metálico simplemente para funcionar hasta el momento este año. Tiene suficiente efectivo para mantener ese ritmo durante cuatro años más, pero eso es un requisito para mantenerse a flote, no algo de lo que presumir. Su negocio principal de emparejar a conductores con pasajeros generó un ebitda de 631 millones de dólares en el último trimestre, un 52% más que el año anterior, pero solo según una base muy ajustada y favorable.

Uber, al igual que su rival Lyft, piensa ahora que puede ser rentable en 2021, y la empresa redujo sus pérdidas estimadas para 2019, pero una vez más, solo según esa base ajustada, que no tiene en cuenta elementos como la compensación basada en acciones y no refleja muchos de los costes de inversión en el negocio. Los ingresos del negocio de reparto de comida Uber Eats crecen tres veces más rápido que el negocio del servicio de taxis, pero perdió 316 millones en el tercer trimestre según la base del ebitda ajustada, y podría llegar a ser un verdadero lastre. Su rival Grubhub advirtió la semana pasada sobre los consumidores de comida para llevar que son “promiscuos” y enfrentan entre sí a las empresas.

A corto plazo, existen otros elementos a tener en cuenta, como la restricción de vender acciones que termina hoy, cuando se podrán comprar –o vender– las acciones que poseen los primeros inversores de Uber. La semana pasada, el fabricante de hamburguesas veganas Beyond Meat perdió en un momento crucial parecido una quinta parte de su valor, y las acciones todavía no se han recuperado. Y eso que las acciones de Beyond Meat cotizaban a múltiplos del precio que tenían cuando salió a Bolsa este año, mientras que las de Uber habían retrocedido casi un 30% en el cierre del lunes.

Uber puede dividir sus ingresos como quiera, pero sigue siendo difícil encontrar pistas que ayuden a resolver los grandes interrogantes, como si la empresa puede ganar dinero de forma sostenible, y si se quedarán los accionistas miembros de la empresa.

 

Normas