Restauración

Five Guys adelanta plazos y aspira a cerrar 2019 con ebitda positivo

La cadena de hamburgueserías acabará el año con 18 restaurantes en España

Daniel Agromayor, director general de Five Guys en España y Portugal
Daniel Agromayor, director general de Five Guys en España y Portugal

Tres años después de la apertura de su primer restaurante, ubicado en plena Gran Vía de Madrid, Five Guys, la hamburguesería que popularizó Barack Obama, acelera plazos en su búsqueda de la rentabilidad en sus operaciones en España.

La filial, dirigida por Daniel Agromayor, concluirá el año con una red de 18 restaurantes, todos propios, cuatro más que al cierre de 2018. Acaba de llegar al País Vasco con su primer restaurante en Bilbao, y también ha inaugurado local en Sevilla, al mismo tiempo que ha reforzado su presencia en Madrid, con el noveno restaurante en la calle Serrano, y en Barcelona, donde ya suma cuatro tras abrir en Plaza Cataluña.

“Si hace tres años me preguntan si podía imaginar dónde estamos la respuesta hubiese sido que no”, explica Agromayor. El menor ritmo de aperturas de este año, cuatro frente a las 10 de 2018, no ha frenado el negocio de Five Guys. Agromayor explica que las de este año equivalen en términos de facturación a todas las del anterior, lo que se traducirá en otro importante crecimiento de ventas. Para el cierre de 2019, estas se acercarán a los 40 millones de euros, más del doble respecto a los 19 que registró en el ejercicio anterior, lo que les permitirá adelantar un año el objetivo de obtener un ebitda positivo.

“Es el reto que tenemos, empezar a generar dinero para devolver toda la inversión que se ha hecho en aperturas. Si se cumplen los datos que manejamos, podremos conseguirlo”.

Una expansión que ha provocado que, desde su llegada a España, Five Guys haya cerrado cada ejercicio con pérdidas. En 2018 estas se elevaron por encima de los ocho millones. Además, la matriz ha inyectado en torno a 30 millones en estos años para apoyar el crecimiento de la empresa. “Cerrar con beneficio neto nos costará mas por el nivel de inversión. Lo importante para nosotros es el ebitda y ser capaces a generar dinero para ir repagando lo que queda”, explica Agromayor.

Este recuerda que los fundadores y todavía propietarios de la compañía, el matrimonio Janie y Jerry Murrell, además de sus cinco hijos varones que dan nombre a la cadena, no buscan unos “grandes planes de expansión ni de crecimiento. No tiene que responder ante la Bolsa, ni ante franquiciados, y eso lo hace todo más fácil”. De hecho, Five Guys fue fundada en 1986, y en los 15 años siguientes solo acometieron hasta cinco aperturas.

Fue a partir de 2002 cuando empezó su expansión, que les ha llevado a tener hoy alrededor de 1.500 restaurantes en Norteamérica, Europa, África, y Oriente Medio.

En España, por el momento solo seis comunidades autónomas cuentan con restaurantes de Five Guys: Madrid, Cataluña, Andalucía, Comunidad valenciana, Euskadi y Aragón. El margen para crecer es, por lo tanto, amplio, aunque la cautela va a dominar, durante el año que viene, la estrategia de aperturas. “Jerry Murrell siempre me recuerda que no hay ninguna prisa”, dice Agromayor. Este cifra en torno a seis y siete el ritmo “natural” de inauguraciones anuales, que es el que seguirá en 2020. Un número que les permitirá alcanzar las 25 unidades en España, y si se cumple lo previsto, también puede ser el año del primer Five Guys en Portugal, combinando ubicaciones premium y centros comerciales.

“El plan de aperturas es mixto: vamos a seguir apostando por Madrid y Barcelona, donde tenemos oportunidades y cosas ya firmadas. En estas ciudades la marca es reconocida y hay una base de clientes grande. Fuera iremos a territorios nuevos. En ellos la marca es desconocida, y nosotros no hacemos marketing ni promociones, por lo que tenemos que trabajarlos mucho. En Galicia no tenemos, en Baleares, Canarias... la mancha roja se va a seguir extendiendo y es imparable”, dice Agromayor.

“No priorizamos el delivery: nos gusta que vengan al restaurante”

Estrategia. Five Guys ha permitido la entrega a domicilio de sus hamburguesas prácticamente desde su llegada a España. Lo hizo en Madrid unos meses después de su primera apertura, y ahora salvo en Sevilla, donde abrió hace un par de semanas, lo ofrece en todas sus ubicaciones de la mano de Deliveroo, con trabaja en exclusiva. “No tenemos una gran preocupación del delivery sea mas grande o pequeño, porque lo que nos encanta es que la gente venga al restaurante”, comenta Daniel Agromayor. Otra de las tendencias que llegan al segmento de las hamburgueserías son las hamburguesas hechas sin carne, sobre todo tras el tirón de Beyond Meat. “Una de las cosas que marcaron los fundadores es que el negocio solo se basa en la proteína de vacuno, y para quienes no puedan, ofrecer una variedad de sandwiches. Para otras opciones habrá que ver su demanda y su sostenibilidad”.

Normas