Galaxy Book Ion y Flex: Samsung da una vuelta a sus convertibles

Galaxy Book Ion y Flex: Samsung da una vuelta a sus convertibles

Con procesadores Intel de 10ª generación.

Samsung mantiene sus gamas de tablets y ordenadores portátiles desde hace años aunque, en los últimos tiempos, ha ido ajustándolas todas a lo que el mercado iba necesitando. Atrás quedó aquella primera generación del extraordinario Galaxy Book, con su aspecto de tablet al que le podíamos ensamblar un teclado completo que hacía las veces de carcasa.

Ahora, esos Galaxy Book han evolucionado hacia la apariencia de portátiles puros y duros que, con su pantalla táctil, pueden utilizarse como si se trata de un tablet pero con la ventaja de instalar Windows 10 y, en el caso de los modelos que acaban de anunciar los coreanos, con procesadores Intel de 10ª generación.

Nuevos Galaxy Book Ion y Flex

Estos nuevos convertibles llegan con opciones de pantallas Samsung QLED de 13,3 ó 15,6 pulgadas, resolución FullHD 1920x1080 pixels y 600 nits de iluminación que, en un uso para exteriores, nos permite manejar el ordenador a plena luz del día sin problemas.

Samsung Galaxy Book Flex y Book Ion.
Samsung Galaxy Book Flex y Book Ion.

En sus especificaciones de hardware encontramos, como os hemos comentado, procesadores Intel de 10ª generación, Ice Lake para el Galaxy Book Flex y Comet Lake para el Galaxy Book Ion, 16GB de memoria RAM, varias configuraciones de almacenamiento SSD con un máximo de 1TB y opciones de ampliación para estos dos últimos componentes.

En los dos casos, estos convertibles pueden utilizarse (sobre todo en el caso del Galaxy Book Flex) como si fuera un tablet, doblando hacia el exterior la pantalla respecto de la parte del teclado, lo que le da una enorme versatilidad a la hora de dibujar con su S-Pen, o ver contenidos multimedia en cualquier situación.

En estos dispositivos la batería y la autonomía son importantes, por eso presumen de una capacidad de 69,7Wh. para la que Samsung no ha especificado una cantidad de horas concretas de uso aunque habla de "larga duración" y "alta eficiencia". Eso sí, pensando en todos los demás dispositivos que tienen los coreanos a la venta, estos Galaxy Book llegan con la tecnología Powershare que nos permite colocar un móvil sobre una superficie concreta del ordenador (el panel táctil) y recargarlo.

Aunque no hay más datos sobre precio y disponibilidad, sí que incluirán con el S-Pen los mismos gestos que estrenaron los nuevos Galaxy Note 10 y Note 10+ para usar los dispositivos fácilmente, sin recurrir a tocar la pantalla o el teclado. 

Normas
Entra en El País para participar