Ferrocarril

Acciona desiste de entrar a competir en la liberalización del transporte con Renfe

El grupo se centrará en sus negocios tradicionales, sobre todo renovables

El presidente de Acciona, Jose Manuel Entrecanales.
El presidente de Acciona, Jose Manuel Entrecanales. EFE

 Acciona ha decidido desistir en su intención de participar en la liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril y competir con Renfe a partir de diciembre de 2020, según han confirmado a Efe fuentes de la compañía presidida por José Manuel Entrecanales.

"Acciona ha decidido no invertir en la liberalización del sector ferroviario español y orientar sus inversiones futuras hacia sus negocios principales, particularmente la energía", han señalado desde la compañía, que había constituido la sociedad Ilsa junto Air Nostrum para concurrir al proceso.

El grupo, que había mantenido conversaciones con los principales operadores ferroviarios europeos interesados en participar en la liberalización, ha decidido retirarse por entender que el proyecto no cumple con sus criterios de rentabilidad, como adelanta el diario El Economista.

"Se trata de inversiones muy fuertes. Ha habido conversaciones con los principales operadores internacionales para intentar formar un gran consorcio con Air Nostrum, pero la conclusión es que no se cumple criterios de rentabilidad", según han explicado a Efe fuentes conocedoras del proyecto

En mayo, el propio Entrecanales había asegurado que las negociaciones para sumar un operador ferroviario a Ilsa estaban "avanzadas".

"No contemplamos la posibilidad de no tener un socio operador. Estamos muy avanzados, no sólo en las conversaciones con dos o tres candidatos, si no en nuestro conocimiento del sector", defendió entonces el presidente de Acciona.

Esas declaraciones llegaron después de que en marzo dijera que mantenían conversaciones con tres posibles socios operadores, todos ellos europeos, para operar líneas de ferrocarril y que invertirían 500 millones de euros en la compra de trenes.

El mercado especuló que esos posibles socios podían estar la francesa SNCF, las italianas NTV y Trenitalia, y la alemana Deutsche Bahn.

 

Ilsa, controlada mayoritariamente por Acciona, tiene autorización para operar un servicio privado internacional por tren entre Madrid y Montpellier (Francia), y quería entrar a competir con Renfe en España a partir de diciembre de 2020, cuando se abrirá a la competencia el transporte de viajeros en España.

Las empresas o grupos interesados en participar en el proceso tienen de plazo para presentar sus ofertas hasta el 31 de octubre ante ADIF, cuya propuesta de cánones para 2020 (lo que cobra porque los operadores usen las vías) parece no haber gustado a los posibles competidores de Renfe.

Normas