Valor a examen

Mapfre choca contra las caídas de la deuda

La aseguradora queda al filo de entrar en pérdidas anuales aunque resiste mejor que los bancos la presión de los tipos cero, también clave para su negocio

Mapfre choca contra las caídas de la deuda pulsa en la foto

El intento de Mapfre de alcanzar máximo histórico en los 3 euros ha quedado en saco roto, por el momento. La fuerte inestabilidad que han vivido los mercados en las últimas semanas ante el temor a una nueva recesión y la tensión comercial entre Estados Unidos y China han reducido la ganancia en Bolsa de la compañía desde el 18% que llegó a acumular a menos del 2%. Su capitalización se ha situado en los 7.200 millones y la negociación es de las más bajas del Ibex: 1.800 millones de euros se han intercambiado en lo que va de 2019, según datos de BME, frente a los 22.300 millones de Telefónica, por ejemplo.

Pero Mapfre tiene posibilidades de enderezar de nuevo su trayectoria; así lo ven los analistas. El consenso recogido por Bloomberg arroja casi un 40% de recomendaciones de compra y un 31% de mantener. El precio objetivo a 12 meses está situado en 2,80 euros, casi un 20% por encima del cierre del viernes.

JP Morgan es una de las firmas más optimistas. Ha cambiado el consejo de neutral a sobreponderar al considerar que alcanzará los objetivos previstos en el plan estratégico para 2021 un año antes. Los analistas destacan que la reestructuración de su unidad en Brasil se está llevando a cabo más rápido de lo esperado. La firma estadounidense prevé un ROE, rentabilidad obtenida sobre recursos propios, del 10,9% en 2020, frente al 10% calculado por Mapfre para 2021. JP Morgan, además, ha incrementado su previsión de beneficio neto un 3% y un 4% para los dos próximos ejercicios, “para reflejar el aumento de la calidad de los beneficios en el negocio de no vida”. Valora cada acción en 3,30 euros, que implica un recorrido al alza del 40%.

Los resultados de Mapfre al cierre del primer semestre recogen un incremento de los ingresos del 6,8%, hasta los 15.051 millones de euros, y una caída del 2,9% del beneficio hasta situarlo en 375 millones. La empresa justificó el recorte de las ganancias por unas menores plusvalías financieras.
Para Alphavalue, el balance es “relativamente decepcionante”, ya que esperaba que el mercado doméstico “fuera más resistente a lo observado [creció el 5%]”. “Recuperar la rentabilidad del negocio de vida no será una tarea sencilla”, explican en una nota, donde adelantan que ajustarán a la baja la previsión de beneficios para el conjunto del año.

Renta 4 coincide en el comentario y detalla que el negocio de vida fue un 13% inferior a las previsiones del consenso del mercado (ha caído el 37,8%, principalmente por efecto de extraordinarios en Brasil en 2018), aunque matiza que, haciendo un análisis más global, “los resultados vienen a confirmar que las áreas de España y Map­fre Re son las claves de creación de valor”.

S&P tiene una visión igualmente positiva sobre la aseguradora, y acaba de ratificar el rating a largo plazo para el grupo en BBB+ con perspectiva positiva. La agencia sostiene que la nota refleja “la renombrada marca” de Mapfre en España y Brasil y determinados mercados de América Latina, así como la diversificación de su negocio.

Del lado negativo apunta “las limitadas contribuciones a los beneficios en países como Turquía e Italia, Estados Unidos y parte de América del sur”, pero señala que “las prioridades establecidas en el plan estratégico y el fortalecimiento de los acuerdos de bancaseguros están permitiendo consolidar sus posiciones en el mercado, integrar mejor sus operaciones y lograr un mayor rendimiento”.

Hace un año que Santander reinició la cobertura de Mapfre con la recomendación de mantener, opinión que acaba de confirmar de nuevo. Sin embargo, ha bajado el precio objetivo hasta 2,78 euros, frente a los 2,96 anteriores. “Para que la cotización se desvíe significativamente, necesita un catalizador fuerte o una alta revitalización de los beneficios”, explican desde la entidad, que pronostica un “año complicado” para la aseguradora, en el que sufrirá una “presión significativa sobre la rentabilidad de las inversiones” en un contexto persistente de tipos bajos en Europa y para los que se esperan más caídas.

Mapfre ha sido incluida por decimotercer año consecutivo en el índice FTSE4Good, que incluye las empresas con mejor desempeño en materia de sostenibilidad y RSC. El año pasado también se incorporó al Dow Jones Sustainability Index. El plan estratégico contempla que todas las operaciones de las entidades de Mapfre sean neutras en carbono en 2021.

Cambiar para mejorar


El foco en el cliente y el accionista. Mapfre presentó en la última junta de accionistas el nuevo plan estratégico 2019-2021 bajo el lema Transformándonos para crecer y mejorar en rentabilidad, cuyo foco se ha puesto en el cliente y en el accionista. La compañía espera alcanzar unos ingresos de 30.000 millones de euros o un crecimiento promedio de las primas del 5% durante el trienio. Asimismo, prevé que la facturación digital crezca un 41% y que se incrementen en más de 10 millones las transacciones totalmente automatizadas.

Alta rentabilidad por dividendo

Un pay out entre el 50% y 65%. Mapfre es uno de los valores de la Bolsa con mayor rentabilidad por dividendo, supera el 6,6% con respecto a la cotización actual. El 25 de junio hizo efectivo un complementario de 0,0857 euros brutos por título sobre los resultados de 2018, que supuso un desembolso para la aseguradora de 261,6 millones de euros. El dividendo de dicho ejercicio ha ascendido a 0,145 euros brutos, el mismo desde 2016. La compañía pretende mantener un “dividendo estable y creciente” durante el plan estratégico con un rango del pay out entre el 50% y 65%.

Normas