Política

Los empresarios alertan a Sánchez de los riesgos de un Gobierno inestable

Los líderes sindicales "aprietan" para que el PSOE negocie ya un pacto programático con Podemos y recomiendan a los negociadores “dejar en paz el Twitter”

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sanchez.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sanchez. Reuters

“Estable y moderado. Estable y moderado”. Es como quieren los empresarios que sea el futuro Gobierno de España y así se lo han trasladado hoy los líderes empresariales de CEOE y Cepyme al presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, y lo repitieron una y otra vez ante los medios de comunicación.

No obstante, pese a las reiteradas preguntas de los periodistas ha sido imposible que el líder patronal, Antonio Garamendi, definiera si un posible Gobierno con Unidas Podemos sería lo suficientemente estable y moderado para la buena marcha de la economía española.

Aunque el líder patronal sí ha dicho que los empresarios siempre han optado por dos posibilidades: “un Gobierno de centro-izquierda entre el PSOE y Ciudadanos” o “uno de los socialistas en solitario”. Y, si no fuera posible ninguna de estas dos fórmulas, “la Constitución prevé la convocatoria de elecciones”.

Este planteamiento dejaría fuera de las preferencias empresariales la posibilidad de un Ejecutivo comprometido por un acuerdo programático con Podemos, algo que los empresarios encuentran contrario a la “ortodoxia económica que debe tenerse, sin olvidar la deuda elevadísisma que tenemos”.

Dicho esto, los empresarios han advertido a Sánchez que España “vive un momento complicado, porque la economía es global. Y la guerra comercial entre China y Estados Unidos va mucho más allá y va a perjudicar a Europa y a España”. En este contexto, Garamendi ha solicitado a Sáchez que “ponga las luces largas” y que no se limite a asegurarse la investidura sino que busque estabilidad en el Ejcutivo que forme. Lo contrario perjudicará directamente a la economía, a las empresas y al desarrollo del país, ha explicado.

Presión sindical

Los líderes sindicales que se habían reunido previamente hoy con Pedro Sánchez, también han coincidido en que la estabilidad del Gobierno para toda la legislatura sería la mejor opción. Si bien, han puesto el acento en que Sánchez negocie primero su investidura siempre sobre un pacto programático con Unidas Podemos.

"Hemos apretado al presidente del Gobierno para que inicie, cuanto antes, la negociación con Unidas Podemos”, para negociar un acuerdo programático de izquierdas para la próxima legislatura, ha dicho hoy el secretario general de CC OO, Unai Sordo, tras reunirse con el líder del Ejecutivo, Pedro Sánchez, junto a su homólogo de UGT, Pepe Álvarez, en el Palacio de La Moncloa.

Tanto Sordo como Álvarez han coincidido tras este encuentro en que el fracaso de la investidura de Sánchez obedeció a una “mala gestión del tiempo de negociación” por lo que insistieron en reiteradas ocasiones en que han trasladado a Sánchez que el éxito de una nueva investidura pasaría por empezar ya de inmediato a negociar con Unidas Podemos.

No obstante, los líderes sindicales también han admitido que Sánchez les ha trasladado, como ya dijo ayer el propio presidente del Gobierno, que entre los interlocutores socialistas y de la formación morada existe una desconfianza mutua que hace complicada la negociación.

E igualmente, Sordo constató que en las filas de Unidas Podemos “hay todavía en estos momentos un ambiente post no acuerdo. Y se está mucho más trasteando en los agravios de una negociación frustrada que en otras cuestiones”. Dicho esto y “por rebajar el tono” lanzó un consejo a los negociadores de ambos partidos: “Recomendaría a todo el mundo dejar en paz el Twitter mientras haya negociaciones”.

De momento, no ha trascendido la fecha de inicio de estas conversaciones entre Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, o entre otros interlocutores de ambas formaciones, aunque el presidente del Gobierno ya baraja un plazo, según ha insinuado Sordo. Pero “le corresponde a él hacer publica esa cuestión”, ha dicho.

Por su parte, el secretario general de UGT ha insistido en varias ocasiones, tras la entrevista, en que Sánchez, lejos de pedirles que intermedien con Podemos para que apoyen la investidura, “nos ha agradecido que no entremos ni nos metamos en cual debería ser en nuestra opinión la fórmula para la formación de Gobierno”.

Desde los sindicatos, --que también han insistido en que no contemplan la convocatoria de nuevas elecciones, “porque los ciudadanos ya han votado” y deben ser los partidos los que gestionen una mayoría parlamentaria estable--, coinciden en que los socialistas y Unidas Podemos deberían negociar un acuerdo programático, “que no tendría que quedarse ahí, o sí”, ha dicho Álvarez, pero que, en cualquier caso, favorecería un acuerdo. Y ese documento programático de izquierdas, “sería muy importante para los sindicatos haya o no acuerdo”, añadió el líder de UGT.

En cuanto a las cuestiones que debería incluir dicho acuerdo, los sindicatos sí le han concretado a Sánchez varios puntos exigidos por CC OO y UGT: la “corrección” de la reforma laboral; la “derogación” de la reforma de pensiones de 2013; la reformulación de la prestación por desempleo y un rediseño de la política de rentas mínimas, entre las principales cuestiones que demandan las centrales.

Pensiones

Asimismo, reconocieron que la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Álvarez, también presente en esta reunión, les ha explicado que el Gobierno en funciones buscará la fórmula jurídica para que, en caso de que fracase nuevamente la investidura y se llegue al 1 de enero sin un Gobierno en firme, se puedan subir las pensiones más del 0,25% que marca la ley y los Presupuestos actualmente para 2020.

De hecho, Sordo, consideró que esta mayor subida sería posible porque “probablemente nadie se opondría con un artefacto jurídico que la permitiera; pero no queremos situarnos en esa posición”, ha dicho el líder de CC OO.

Normas