El juez aplaza su decisión sobre los horarios de LaLiga

Tras escuchar las alegaciones de los clubes y la Federación, se da un plazo de cinco días para resolver si permite que los partidos se jueguen los viernes y lunes

Abogados y directivos de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a su llegada al Juzgado del Mercantil, en la Gran Vía de Madrid, para la vista convocada por el juez sobre las fechas y los horarios de los partidos.
Abogados y directivos de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a su llegada al Juzgado del Mercantil, en la Gran Vía de Madrid, para la vista convocada por el juez sobre las fechas y los horarios de los partidos. EFE

Después de escuchar los argumentos de las partes en conflicto, el juez Andrés Sánchez Magro, titular del Juzgado de lo Mercantil número dos de Madrid, resolvió tomarse unos días para decidir si acepta o no las medidas cautelares solicitadas por LaLiga para que los partidos puedan jugarse los viernes y lunes en sus tres primeras jornadas, en contra de lo defendido por la Real Federación Española de Fútbol, que pretende que la competición se celebre solo los sábados y domingos.

El juez dispone de un plazo de cinco días para decidir si acepta las medidas cautelares solicitadas por los clubes o si, por el contrario, mantiene la resolución de Competición y permite que solo se juegue los sábados y los domingos como desea la RFEF. La sentencia influirá en el cumplimiento de los contratos de derechos de transmisión de los partidos, un negocio valorado en más de 2.000 millones de euros.

La vista se celebró esta mañana en la sede del juzgado, en la Gran Vía de Madrid, y duró cuatro horas. A la comparecencia ante el juez no se presentaron ni Javier Tebas, presidente de LaLiga, ni Luis Rubiales, presidente de la RFEF, pero sí sus abogados y representantes, quienes expusieron sus argumentos e intercambiaron duros ataques.

"La RFEF es un competidor que, desde su posición de dominio, puede dinamitar el proceso de comercialización. Hay que dar seguridad juridica al mercado. Somos competidores y no pueden modificar contratos que conocen para incrementar su parte del pastel", dijo la abogada de LaLiga, María José López.

"LaLiga sabe que sin autorización de la RFEF no puede fijar partidos lunes y viernes. Si la postura de LaLiga causa perjuicios a terceros será por un empecinamiento propio en no negociar", contestó a su turno el abogado de la RFEF, Tomás González Cueto.

Concluida la vista, las partes esperan que el juez resuelva antes de que finalice esta semana o, como muy tarde, el próximo lunes, ya que los clubes necesitan tiempo para organizarse de cara a los partidos de la primera jornada de una Liga que comenzará el 16 de agosto, según la intención de LaLiga, o el 17 según los planes de la Federación, informa As.

Cronología de un conflicto

La Jueza Unica de Competición de la RFEF, Carmen Pérez, falló el pasado viernes 26 de julio que los partidos de las dos primeras divisiones durante la próxima temporada 2019-2020 no pueden jugarse en estos dos días de la semana, "salvo con autorización de la RFEF", dando así la razón al organismo que preside Luis Rubiales que le presentó una solicitud tras publicar LaLiga los horarios de las tres primeras jornadas.

Estas tenían ocho partidos de LaLiga Santander y cinco de LaLiga SmartBank programados en esta franja, entre ellos el Athletic Club-FC Barcelona, fijado como estreno de la nueva temporada el viernes 16 a las 21.00 horas.

Pero la Jueza Unica de Competición pasó estos encuentros a los sábados y domingos tras resolver que las jornadas ligueras tienen que desarrollarse en sábado y domingo debido a que los partidos de los lunes y viernes quedaron al margen del "acuerdo de mínimos" alcanzado por la RFEF y LaLiga el pasado 3 de julio para la renovación del convenio de coordinación hasta 2024.

La jueza no discutió que la competencia para fijar los horarios corresponde al organismo que preside Javier Tebas, pero advirtió que estos tenían que disputarse "de acuerdo con el calendario aprobado por la RFEF", que no incluye los partidos en viernes y los lunes.

Luis Rubiales ha insistido en varias ocasiones en su negativa a que haya fútbol los lunes, mientras que se ha mostrado más receptivo a que se pueda usar el viernes, aunque con una compensación económica mayor que la que le ofrece LaLiga, a la que un informe de marzo del Consejo Superior de Deportes (CSD) da la razón en esta competencia.

La patronal replicó inmediatamente a la resolución dejando claro que no modificaría sus horarios porque es "la única organización competente" para fijarlos y avisando que esta decisión pone en peligro a sus clubes y sus derechos audiovisuales. 

LaLiga subrayó que esta posición de la RFEF es un ataque a sus "competencias" y "al valor de los derechos audiovisuales" de sus clubes, que tiene firmados ya contratos con operadores nacionales e internacionales "por un valor de más de 2.000 millones de euros".

Además, recordó que estos concursos fueron aprobados por el Organo de Control de los Derechos Audiovisuales, un órgano donde la RFEF tiene "voz", aunque entonces "no se pronunció sobre la competencia que ahora se atribuyen". La pasada semana, tras la Asamblea General Extraordinaria,
todos los clubes se posicionaron contra la federación, salvo el Real Madrid.

Cuando se conozca la decisión del juzgado mercantil, el asunto no terminará ahí y quedará en manos del CSD y de los tribunales de lo contencioso-administrativo, que serán los encargados de buscar una decisión definitiva sobre quién tiene la competencia.

Normas