El Ibex recupera los 9.000 puntos y pone fin a cinco sesiones de caídas

Wall Street cede un 1% al reavivarse las tensiones comerciales

ibex 35 hoy
El principal indicador del mercado español de renta variable, el Ibex 35 EFE

La Reserva Federal cumplió ayer el guión previsto y recortó en un cuarto de punto los tipos de interés de referencia en EE UU. Pero el mercado esperaba que, quizá, el presidente de la Fed apostaría por una política de rebajas más agresiva y la bajada le supo a poco. La apertura en positivo de Wall Street, que ayer cerró con pérdidas que superaron el 1%, sirvió de impulso para las Bolsas del Viejo Continente que terminaron todas en positivo. No obstante, la alegría en EE UU duró poco: el parqué estadounidense se dio la vuelta y cerró con una caída del 1% después de que Donald Trump anunciara nuevos aranceles del 10% a importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares (270.500 millones de euros).

IBEX 35 9.225,40 -0,37%
Petroleo Brent 62,430 2,495%
EUR x USD 1,1073 -0,045%

El Ibex ha empezado agosto con una subida del 0,75% que lo ha llevado a superar los 9.000 puntos. La Bolsa ha conseguido así romper con una racha de cinco caídas consecutivas en las que perdió 358 puntos, un 3,8%. 

Además de en las Bolsas, la resaca por la decisión de la Fed se deja sentir en las divisas y en la deuda. El euro se depreció ayer frente al dólar y hoy sigue la caída: baja un 0,1% hasta 1,1064 dólares. El bono estadounidense ha vuelto a caer por debajo del 2%, rozando así niveles del 3 de julio.

Inditex ha sido el valor que más está ha tirado del Ibex, sus acciones han subido un 1,96%. En la parte alta del selectivo, Viscofan, Cellnex y Red Eléctrica han repuntado un 7,04%, el 3,04% y el 2,34% respectivamente. En el lado opuesto,  Meliá, Cie Automotive y IAG se han dejado el 1,82%, un 1,83% y el 2%.

ArcelorMittal se ha instalado entre los peores del Ibex restando un 1,58% después de presentar una caída del Ebitda y empeorar previsiones: espera que la demanda de acero para este ejercicio crezca a una tasa en un rango de entre el 0,5% y el 1,5% cuando antes preveía al menos un alza del 1%.

Por su parte, la banca ha hecho control de daños al final de la sesión. Un escenario de recortes de tipos menos agresivos beneficia a los márgenes de las entidades financieras (diferencia entre lo que paga el BCE a las entidades y lo que deben abonar ellos por los ahorros de las familias y empresas, por ejemplo). Con todo, Bankia ha acabado sumando un 0,64%, CaixaBank con una subida del 1,3%,  BBVA ha avanzado el 0,78% y el Santander ha repuntado el 0,32%. 

Liberbank también ha presentado cifras este jueves y sufre una caída del 1% tras anunciar una caída del 14% en el beneficio.

Además de un mal mes en lo que a la evolución del Ibex se refiere, julio ha sido también negativo en términos de volumen de negociación. Las Bolsas españolas negociaron en renta variable 40.879 millones de euros, un 13,7% menos que en el mismo mes de 2018. En lo que va de año, el descenso acumulado es del 24,5%.

En el lado macro, hoy se han conocido los resultados de la encuesta PMI manufacturera del mes de julio en algunas de las principales economías del mundo. Con el objetivo de medir el sentimiento en la industria, se pregunta a los gestores de compra y se otorga una puntuación en la que 50 es la barrera entre una actividad económica en expansión y una en contracción. Tanto en Asia como en Europa, la actividad manufacturera se ha enfriado en julio, alimentando las preocupaciones de un frenazo económico global.

Precisamente, en una acción preventiva frente a esa ralentización, el presidente de la Fed recortó los tipos un 0,25% hasta situarlos en un rango entre el 2% y el 2,25%. Todo según lo previsto. Pero el mensaje posterior fue menos favorable a los estímulos de lo que los inversores hubieran deseado. Jerome Powell dejó la puerta abierta a más recortes, sí, pero también dijo que no espera que la fase de relajación monetaria sea muy prolongada. Además, la falta de unanimidad de la decisión del recorte tampoco gustó a los mercados.

Y todo ello con el presidente estadounidense, Donald Trump, redoblando la presión para que los estímulos monetarios sean más agresivos. Trump dijo en Twitter que Powell le había "decepcionado". 

En el mercado de deuda, el Tesoro público ha colocado hoy un total de 4.018,55 millones de euros en letras a cinco años y obligaciones de 10, 15 y 30 años con una demanda conjunta de 5.962,56 millones de euros. Mientras que el organismo ha conseguido rebajar el tipo marginal en el caso de las letras a cinco años y en el de las obligaciones a 15, se ha elevado para los bonos a 10 años y las obligaciones a 30. La rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en el 0,3% con la prima de riesgo en 73 puntos básicos. 

Normas