Calviño abre la puerta a una ‘tasa Google’ española si no hay acuerdo europeo o global

El gobierno no priorizará la recaudación en la subasta del espectro para el 5G y la CNMC se muestra dispuesta a colaborar en el despliegue

tasa google española
Nadia Calviño

La ministra de Economía en funciones Nadia Calviño ha señalado hoy que España no descarta una ‘tasa Google’ española si no se logra un acuerdo a nivel europeo o global. En concreto, ha indicado que el Gobierno apoya que se establezca un impuesto a determinados servicios digitales a nivel global o europeo, pero deja la puerta abierta a establecer un impuesto de forma unilateral en España si no prospera a nivel comunitario o en el marco de la OCDE. 

Calviño ha asegurado en declaraciones a los medios durante la inauguración de DigitalES Summit 2019 que el fenómeno de las grandes plataformas digitales es algo mundial. “Lo ideal es que se llegue a un acuerdo a nivel global o, en su defecto, a nivel europeo, pero si no se llega a un acuerdo en estos dos ámbitos tendremos que actuar a nivel nacional. El Gobierno no descarta actuar y abordar la implantación de esa tasa”. Las palabras de la ministra se producen después de que en el documento elaborado por el PSOE remitido a Unidas Podemos para negociar la investidura se abogara porque dicho impuesto se aprobara a nivel europeo, y también tras anunciar Francia la semana pasada que va a implantar su propia Tasa Google. 

La ministra ha remarcado, sin embargo, que esto último “no es incompatible con que sigamos apoyando e impulsado el que se logre un acuerdo en el ámbito europeo o mundial”. Calviño ha añadido que el Gobierno español tiene una participación “muy activa” en temas relacionados con la modernización de la fiscalidad para adaptarla a la realidad del siglo XXI en todas la reuniones de la OCDE y del G20.

Calviño ha vuelto a destacar que uno de los retos que plantea la revolución digital y, sobre todo, la creación de estas nuevas grandes plataformas mundiales es cómo abordar un sistema fiscal que refleje adecuadamente donde se produce el valor añadido, porque tradicionalmente estaba donde se producían los bienes, pero ahora resulta que el valor añadido se deriva de los datos y, por tanto, nosotros como ciudadanos que proporcionamos datos somos también generadores de valor añadido, y por eso tenemos que modernizar nuestro sistema fiscal y adaptarlo a esta nueva realidad.

La ministra también ha anunciado que tendrá liberado y adjudicado mediante subasta antes del 30 de junio de 2020 el espectro radioeléctrico que ocupará el 5G. Calviño no quiso cifrar el objetivo de recaudación que persigue el Gobierno español cuando se le preguntó si la meta es aproximarse a los 6.550 millones de euros que ha recaudado el Estado alemán en su subasta. “Como en las subastas anteriores, no tenemos un objetivo recaudatorio porque el criterio es impulsar la innovación y la inversión. Nuestra prioridad es lograr un adecuado equilibro entre una recaudación que refleje el valor de ese espectro que se está poniendo a disposición de los operadores y los adecuados incentivos al despliegue de las redes, la innovación y la inversión”.

La ministra ha defendido que a lo largo de las últimas décadas España lo ha hecho muy bien, como pone de relieve el enorme despliegue y la densidad de las redes de banda ancha en nuestro país. “España está a la vanguardia en Europa en la densidad y extensión de la banda ancha, lo cual supone uno de los activos más importantes que tenemos para abordar el proceso de transformación digital, y eso ha sido gracias a una política decidida de las autoridades públicas de realizar subastas que permitieran tener a las empresas esos incentivos para la inversión, y seguiremos en la misma línea”.

La ministra, que confía en que España tenga un Gobierno cuanto antes, también ha anunciado que en breve el Ejecutivo aprobará las ayudas para los canales de televisión, tanto públicos como privados, para que se muden a otras frecuencias con el objetivo de que queden libres para que las ocupen los servicios del 5G.

Respecto al despliegue del 5G, el el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, quien también participó en el encuentro organizado por la patronal tecnológica DigitalES, dijo que el órgano regulador está dispuesto a colaborar con el Gobierno en el proceso en España, porque "aunque en la CNMC somos razonablemente optimistas, somos conscientes de que el despliegue no será sencillo, pero en la CNMC somos razonablemente optimistas". 

Marín ha destacado, concretamente, la disposición de su organismo para colaborar en el diseño de la subasta de la banda de 700 Mhz, la que ocupa ahora la TDT. “Se va a producir un despliegue a través de estaciones base de reducido tamaño que requerirá un uso intensivo de emplazamientos y la CNMC vigilará para que no sea restrictiva para la competencia”, ha dicho. “Esperamos que no se deje pasar la oportunidad de escuchar las observaciones que podamos hacer fruto de nuestra experiencia”. 

Exceso de regulación

El presidente de la CNMC también ha alertado de que en el nuevo contexto de economía digital “el exceso de regulación estorba, pero es una tentación”. En ese sentido, Marín Quemada se ha referido a algunos estudios hechos por el organismo que preside para analizar cómo se puede promover la competencia en sectores afectados por la digitalización. En concreto se ha referido al sector del transporte, con los vehículos de alquiler con conductor (VTC), el sector del alojamiento turístico o el sector financiero “que se va a revolucionar en pocos años con las Fintech”.

Marín también ha alertado sobre el tratamiento de los datos en la nueva economía digital. “Los datos son nuestros, no de quienes nos los han absorbido. Y deberían retribuir al ciudadano por ellos”.

 

 

 

Normas