Llega a España The Plum Guide, la guía Michelin de las casas

Fundada en Londres en 2015, incluye a Madrid y Barcelona dentro de su exclusiva selección de residencias vacacionales

Una de las residencias de Barcelona, que ofrece The Plum Guide.
Una de las residencias de Barcelona, que ofrece The Plum Guide.

Madrid y Barcelona se añaden a la colección de The Plum Guide de los alquileres prémium de vacaciones del mundo. Se unen a Berlín, Copenhague, Lisboa y Tel Aviv en la expansión de la que se considera la guía Michelin de las casas, a seis nuevas ciudades, de las que ya forman parte Londres, Los Ángeles, Milán, Nueva York, París y Roma.

La gran baza de The Plum Guide, conocida como la guía Michelin de las casas, se distingue de otras plataformas de reservas de alquileres a corto plazo del mercado masivo en que se escrupuloso proceso de selección, ya que solo pasa el filtro el 1% de las mejores propiedades de las ciudades para que aparezcan en su portal. Expertos de la firma analizan cada propiedad en persona y la someten a un test particular que estudia 150 puntos, desde la proximidad a las cafeterías y el transporte, hasta la velocidad del Wifi, a la hora de seleccionar viviendas que puedan incluir en su colección.

Vivienda incluida en el catálogo de Madrid.
Vivienda incluida en el catálogo de Madrid.

Desde su lanzamiento en Londres en 2015, su éxito ha sido impulsado por el desarrollo de un segmento de clientes más maduros, que constituye la mayoría de las 1,3 millones de visitas online que recibe la plataforma. Al contrario que la mayoría de las plataformas de alquiler, que tratan de atraer a un ppíblico masivo de posibles clientes, The Plum Guide se ha mantenido alejada de las plataformas de reservas de mercado abierto y se dirige a un colectivo exigente de profesionales que viven en grandes ciudades, que les encanta viajar y que valoran el diseño, la calidad y las ubicaciones”, dice Doron Meyassed, fundador y consejero delegado de la firma.

El objetivo de The Plum Guide es capitalizar la popularidad de los centros turísticos españoles, a la vez que respeta las regulaciones locales de la ciudad. Sirva como dato, añade Meyassed, que en 2018 pernoctaron en Barcelona 8,2 millones de visitantes internacionales, muchos de ellos en casas sin licencia. “Debido al riguroso proceso de selección, cada casa invitada a la plataforma tiene una licencia de alquiler registrada, lo que facilita a los huéspedes la reserva de los mejores alquileres de vacaciones con la tranquilidad de que los anfitriones están cumpliendo con las normativas”.

Normas