España pierde 133.260 turistas extranjeros en mayo, algo inédito desde 2009

Francia y Alemania protagonizan las mayores caídas, con un 10,7% y un 8,8% menos

turistas españa mayo 2019
Turistas en la playa de El Postiguet (Alicante)

Los malos augurios para la temporada alta turística en España se han confirmado. El INE ha hecho públicos esta mañana los datos de entrada de turistas extranjeros a España en mayo, en los que se muestra que llegaron 7,95 millones de viajeros, lo que supone un ajuste del 1,6% y 133.260 menos que en el mismo mes de 2018. De hecho hay que remontarse en la serie histórica a 2009 para contemplar la anterior caída en la entrada de viajeros. En mayo de ese ejercicio, el retroceso fue del 11,7% en términos relativos y de 661.125 turistas.

Pese a esos datos, la secretaria de Estado de Turismo en funciones, Isabel Oliver, prefirió valorar los datos acumulados de los cinco primeros meses, en los que la entrada de viajeros aún crece un 2,7%. “Son muy positivos y consolidan al sector turístico español como estratégico por su impacto en la generación de riqueza y empleo, al mismo tiempo que vaticinan que la temporada de verano que ha comenzado será también positiva”. Una opinión muy alejada respecto a la que sostienen los hoteleros o las agencias de viaje. Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), advirtió el lunes que consideraría un “milagro” alcanzar las cifras de la última temporada alta y alertó sobre el trasvase de viajeros alemanes a otros destinos más baratos que España como Turquía o Túnez. Rafael Gallego, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes, también criticó las fuertes subvenciones que ofrecen otros países competidores como Israel o Jordania a las aerolíneas para cerrar vuelos a esos destinos.

Por países de procedencia, los mayores ajustes se producen en Francia, con 122.587 viajeros menos (-10,7%) , y Alemania, con 103.351 turistas menos (un 8,8% menos). El recorte ha sido sensiblemente inferior en Reino Unido, con un mínimo ajuste de 5.933 viajeros, y las cifras han crecido en el caso de los turistas procedentes de fuera de la UE, especialmente los de EE UU (un aumento de 22.843 turistas). El aplazamiento de la decisión sobre el brexit hasta octubre y la apreciación del dólar frente al euro parecen estar detrás de esas mejoras.

El gasto crece más que las llegadas

Los buenos datos, sin embargo, proceden de la estadística que muestra el gasto que hicieron los 7,95 millones de viajeros extranjeros que llegaron a España. En mayo gastaron 8.195 millones de euros, con un crecimiento del 0,5% respecto al mismo mes de 2018, lo que contrasta con la caída del 1,6% en la llegada de viajeros. El gasto medio de los turistas creció un 2,2% hasta los 1.030 euros y el gasto medio diario se disparó un 9,5% hasta los 163 euros. Una tendencia divergente que es considerada la adecuada por José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo del lobby turístico Exceltur, que engloba a las 28 mayores empresas de España. "Vamos en la línea correcta.Ya en 2018 las llegadas apenas crecieron y el gasto medio creció un 2,5", remarcó. El peso de los turistas americanos, asiáticos y de Europa del Este sigue subiendo hasta el 18%, pero en el gasto ya suman cerca del 48% por su mayor tendencia al consumo durante los viajes.

Si un turista extranjero gasta de media 130 euros al día durante su estancia en Madrid, el desembolso de esos tres colectivos es muy superior. Los que más consumen en sus viajes son los turistas procedentes de Filipinas, con un gasto medio diario de 457 euros y de 2.752 euros por estancia, seguidos por los de China (388 euros por día y 2.566 euros por estancia) y los de Corea del Sur (377 y 2.451 euros, respectivamente)

Normas