Seat y Peugeot salvan sus ventas semestrales mientras el sector cae un 5,7% de media

EL sector firma el peor mes de junio desde 2015

Matriculaciones junio 2019 pulsa en la foto

Los fabricantes de automóviles Seat y Peugeot son los únicos en España que han logrado contener la crisis de ventas que ha arrastrado el sector en los primeros seis meses del año. Y es que, en este periodo las matriculaciones de vehículos cayeron de media un 5,7% de media respecto al primer semestre de 2018 y se desplomaron un 8,3% en junio (firmando el peor mes de junio desde 2015), según los datos proporcionados por las patronales Anfac, Faconauto y Ganvam. De hecho, de los últimos diez meses, nueve cerraron en negativo.

En medio de la crisis que atraviesa el motor, tan solo Seat y Peugeot registraron datos positivos: la primera matriculó un 1,04% vehículos más impulsada por las ventas del Arona (63.093 coches en el periodo) y la segunda un 0,59% más (55.193 vehículos). La mayor caída la sufrió Fiat, con un 16,95%, seguida de Kia (-15,61%).

Especialmente relevante ha sido la bajada en las matriculaciones de Volkswagen en los primeros seis meses del año (-14,44%) lo que ha provocado que haya caído a la cuarta posición en el ranking de matriculaciones, cuando en el primer semestre de 2018 era el segunda.

Fuentes de la patronal de fabricantes Anfac señalaron a CincoDías que el factor que está desencadenando la caída del motor es, sobre todo, la “incertidumbre entre particulares”, derivada de la ralentización en las previsiones económicas, as elecciones y porque “el consumidor no sabe qué vehículo comprar”.

El vicepresidente ejecutivo de la patronal, Mario Armero, admitió que “ya se puede hablar de crisis”. No obstante, Anfac considera que la situación es “reversible” siempre que “se aplique un plan de choque” que incluya ayudas a la compra de vehículos ecológicos, planes de achatarramiento y dotación de infraestructuras de recarga en las ciudades.

Por canales, en los seis primeros meses del año, las entregas a clientes particulares cayeron un 12,3%, hasta 295.445 unidades. El canal de empresa subió un 1,7% en el acumulado del año, hasta 214.932 unidades, mientras que las compras de las empresas de alquiler bajaron un 2,2%, con 182.095 unidades.

La crisis del motor no es exclusiva de España: en Italia las matriculaciones cayeron un 3,6% en el semestre y en Francia la caída en el mes de junio ascendió al 8,42%.

Normas