Digitalización: un problema para las pymes, ¿con solución?

El 90% de los ciudadanos se conecta cada día a internet, y solo el 30% de las microempresas tienen página web.

transformacion digital pymes

Menos del 30% de las microempresas en España tienen página web, y menos del 27% tiene perfiles y actividad en redes sociales. Estas cifras chocan con la realidad de la conectividad en nuestro país. El 90% de los ciudadanos se conecta cada día a internet, y el 30% consulta opiniones en la red antes de comprar. Pero en redes sociales va más allá. El 85% se conecta cada día a las redes sociales, y el 81% sigue a las marcas que les gustan en estos canales. Estos datos ponen de manifiesto la necesidad imperiosa de que las empresas tengan presencia en internet.

Nuevas tareas en las pymes

Contar con una página web resulta imprescindible, pero no basta. Las empresas hoy han de tener perfiles en las redes sociales y actualizarlos, deben darse de alta en plataformas como Google My Business, y contestar las reseñas que haya. Pero también deben trabajar día a día por tener un buen posicionamiento en los buscadores para poder llegar a más público.

La actividad principal de las pequeñas y medianas empresas es fundamental para el desarrollo del negocio. Sin embargo, la necesidad de estar en internet ha provocado que estas nuevas tareas sean igual de importantes, o más, que la venta del producto o servicio. Si éste es interesante, a buen precio y con garantías, pero no llega al público objetivo, no sirve de nada. Y ese público objetivo está conectado a internet.

Principales problemas de las pymes

Sin embargo, programar una web y mantenerla o tener perfiles en las redes y actualizarlos periódicamente, etc., son funciones que en muchas pymes resultan difíciles de cumplir por falta de tiempo, de conocimientos o de personal cualificado. “Arrancar un negocio desde cero y conseguir los primeros clientes es lo más complicado”, confiesa María Fernanda Fernández, profesional en médico-psiquiatría y propietaria de Centro Hope. A la hora de poner en marcha un negocio, la primera preocupación es conseguir clientes, y hoy en día se encuentran en internet. Pero también puede resultar difícil esa transformación digital en negocios más tradicionales, como el de Erik Ocampos, propietario de Serrín Madrid. Es un negocio de más de 70 años que fundaron su madre y su tío, “por lo que antes el conocernos era del boca a boca. Hoy en día todo está digitalizado: redes sociales, WhatsApp, páginas web...”. Todo ello ha obligado a Ocampos a actualizarse y modificar su estrategia de ventas. “La búsqueda de cualquier servicio o producto se hace por internet y si no apareces no tienes opción de conseguir un cliente nuevo o de que te encuentren”, confiesa María del Mar Roldan, propietaria de Sweet Teeny.

Roldán había empezado a hacer promoción con cuñas en radio, publicaciones en revistas y periódicos locales, propaganda, buzoneo, etc., pero al final se dio cuenta de que la transformación digital estaba aquí y la estrategia de ventas debía encaminarse a acciones online. “La única herramienta online que teníamos antes era Facebook”, asegura Ocampos, que además del boca a boca utilizaba la venta fría con tarjetas de negocios para presentar su producto.

Soluciones adaptadas a las pymes y autónomos

Todo ello ha provocado que las pequeñas y medianas empresas hayan buscado soluciones para adaptarse a la tendencia actual. Soluciones como los Packs Entry de QDQ media, que ayudan a los pequeños negocios y autónomos a tener una presencia online y una estrategia de marketing. QDQ media ha detectado esta tendencia y necesidad del mercado, así como la dificultad para llevarlo a cabo si eres una pequeña o mediana empresa. Ya que no cuentan con los mismos recursos que una gran corporación, ni con el personal cualificado para ello. Por eso, este pack es asequible para estos negocios. Son 39 euros al mes en los que se incluye la página web, alta en los perfiles de las redes sociales y una estrategia de marketing online para tener presencia en la red. Además, pensando en las pymes buscando optimizar tiempo y se eficientes, también han lanzado una aplicación con la que controlar y gestionar hasta nueve redes sociales a la vez. App presencia plus está pensada para negocios pequeños, con el fin de que puedan llevar todo al día, ahorrando tiempo. Además de publicar contenido en las redes sociales, pueden actualizar su contacto e información, responder reseñas de clientes, gestionar directorios, etc.

“Hemos conseguido nuevos clientes fuera de nuestra localidad, con lo que podemos servir a mucha más gente”, aseguran desde Sweet Teeny. La nueva estrategia online ayuda a crecer y a transmitir la filosofía de la empresa, tal y como destacan desde centro Hope, que con “una web actualizada y con un diseño atractivo, nos ayuda a trasladar una imagen profesional de todos los servicios que ofrecemos”. Gracias a la web, el posicionamiento y la gestión de las redes sociales, las pequeñas y medianas empresas pueden llegar a más clientes, desarrollarse, crecer y ser más competitivas. “De no haber sido por esto no hubiéramos podido abarcar más territorio”, destacan en Serrín Madrid.

Normas