Banca

La AEB contradice al BCE y al Banco de España: "los tipos negativos no son buenos para la banca"

Roldán asegura que la banca no va a restringir el crédito "porque no hay recalentamiento inmobiliario en España

La AEB contradice al BCE y al Banco de España: "los tipos negativos no son buenos para la banca"
EFE

El presidente de la AEB, José María Roldán, considera al contrario que el BCE, que los tipos de interés negativos "no son buenos para los márgenes bancarios", ya que afectan "gravemente" al incremento de los ratios de solvencia de las entidades al no poder generar resultados suficientes para mejorar sus índices de capital. Los presidentes de Bankia y de CaixaBank comparten estas afirmaciones, como explicaron el miércoles.

Roldán, que ha participado en las jornadas de la APIE y la UIMP en Santander, puso un ejemplo para ilustrar sus argumentos. En el último informe de estabilidad financiera se explicaba que la rentabilidad media sobre el capital caerá este año por debajo del 6%, una cota desconocida desde el 2006 en la que permanecerá, como mínimo, hasta 2021. "Con tipos bajos aumenta la demanda de crédito de consumidores y empresas, empujando a los bancos a prestar más, pero esa misma institución envía un mensaje restrictivo al requerir ratios de capital muy elevados, constriñendo así las posibilidades de que las entidades incrementen el flujo de crédito", explicó Roldán.

El directivo también negó, como lo hiciera poco antes el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, que la banca española tuviese intención de cobrar a los clientes por sus depósitos para compensar el cobro que hace el Banco Central Europeo a las entidades y grandes corporaciones por depositar su liquidez en el propio Banco Central.

El banquero también matizó, aunque en este caso solo en parte, al BCE cuando se refirió a la vigilancia que están sometiendo esta institución y el Banco de España ante el alza de precio de la vivienda en cierts zonas de España, como Madrid y Barcelona. "La banca no va a restringir el crédito porque no hay recalentamiento inmobiliario", apuntó Roldán. Y añadió "cuando miramos las cifras de crédito al promotor o de hipotecas no vemos nada anormal. Todo lo contrario, lo que dicen es que estamos muy por debajo de los niveles de la crisis, aunque es cierto que existen tensiones de precios, especialmente en las grandes ciudades, pero en absoluto es una situación dramática, ni de sobrecalentmiento",

El representante de la banca, explicó que para reducir esas tensiones son los ayuntamientos o gobiernos locales, en este caso de Madrid y Barcelona, los que deben gestionar de manera correcta el suelo público que tienen en cartera. "Si la demanda está superando con creces a la oferta, habrá que pensar qué se puede hacer para aumentar la demanda y qué decisión debe tomar el sector público y ayuntamientos".

Normas