Abordar la brecha salarial por sexos empieza por publicar todos los datos

Los accionistas Alphabet rechazan publicar la mediana de la diferencia de sueldos sin ajustar por puesto de trabajo

Abordar la brecha salarial por sexos empieza por publicar todos los datos

Las empresas suelen intentan destacar las cifras ajustadas que les hacen quedar bien antes que la contabilidad estándar, pero todas ayudan a llenar el cuadro. El mismo principio podría aplicarse a la brecha salarial de sexos.

El ingreso mediano de las mujeres que trabajan a tiempo completo en EE UU es el 85% del de los hombres, según el Pew Research Center. Aunque sube desde el 64% de 1980, la diferencia ha impulsado a la América S.A. a abordar la cuestión. La mayoría de empresas tienen camino por recorrer.

Muchas, como Bank of America y JP Morgan, publican datos sobre brecha salarial, pero lo hacen según factores como las categorías laborales. Desde este punto de vista, las diferencias suelen ser mínimas, lo que sugiere un grado de igualdad halagüeño. La mediana de la diferencia es más significativa. El inversor activista Arjuna Capital y el grupo Proxy Impact han presentado propuestas en más de dos docenas de compañías como Cigna, Pfizer y Facebook, para que la publiquen.

Los accionistas de una de ellas, Alphabet, rechazaron el miércoles la propuesta, después de que la empresa les instara a hacerlo, alegando que sus métodos para abordar la desigualdad salarial son los adecuados. Afirma haber pagado un promedio de 900 dólares el año pasado a más de 10.000 empleados para ajustar las discrepancias por sexos, pero no publica los salarios medianos o ajustados. La compensación debería basarse en el trabajo que se hace, no en “quién lo hace”, dice.

Es un objetivo loable, pero pasa por alto una gran parte del cuadro. Este año, Citigroup reveló tanto el salario ajustado como la mediana por sexos. El primero mostró que las mujeres reciben el 99% de lo que los hombres. La mediana era de solo el 71%. La gran discrepancia parece reflejar, al menos en parte, que hay menos mujeres en puestos de responsabilidad. En Google las mujeres son el 26% de las directivas.

No hay una solución rápida y fácil para lograr que más mujeres ocupen esos cargos. Pero eludir el tema no es una solución. Informar de forma más detallada debería ayudar a las empresas a resolver el problema real.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas