Banca

Guindos: los bajos tipos no son la causa de la baja rentabilidad de la banca

El BCE alerta de la subida de los precios de la vivienda en algunas zonas de España

Luis de Guindos, vicepresidente del BCE.
Luis de Guindos, vicepresidente del BCE.

El Banco Central Europeo (BCE) cree que la reducida rentabilidad de los bancos europeos no es consecuencia de los bajos tipos de interés que imperan en el mercado desde hace tres años, y que, previsiblemente descenderán a tipos más negativos por lo menos hasta junio de 2020. El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, coincide con el Banco de España en que los tipos bajos benefician al sector, y su baja rentabilidad es consecuencia de lastres del pasado, como su aún exposición a activos improductivos, entre los que destacan el ladrillo, y a su excesiva capacidad instalada.

Guindos mantiene, también como lo hizo el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos el pasado lunes, que los bajos tipos de interés han generado una recuperación económica, que ha permitido un recorte de la morosidad y una mayor demanda del crédito. El exministro aseguró que la decisión de mantener durante como mínimo un año más los bajos tipos o incluso que desciendan a niveles negativos se adoptó hace unos dos semanas en la reunión del BCE por unanimidad.

Su declaración, expresada en las jornadas de la UIMP y la APIE y patrocinadas por BBVA, contrasta con la opinión de la banca, que considera que los bajos tipos de interés influyen directamente en una bajada de sus márgenes, y por lo tanto en su rentabilidad, como el miércoles insistieron Bankia y CaixaBank, o hoy mismo el presidente de la AEB, José María Roldán.

El número dos del BCE recomienda para ganar rentabilidad las recetas clásicas: reducir los activos improductivos y capacidad instalada a través de cierre de más oficinas y fusiones nacionales o paneuropeas. También es partidario de que la banca española suba su ratio de capital de máxima calidad.

El vicepresidente del BCE, además, avisó de que el ladrillo, y más en concreto, el precio de la vivienda en algunas zonas, como pueden ser, según los expertos Madrid, Barcelona, se sitúan entre los sectores a vigilar por su importancia al aumentar o reducir la estabilidad financiera en España, aunque también en otros países de la eurozona. “En algunos países los precios están por encima de los niveles que les correspondería por fundamentales….Y cuando detectamos sobrevaloración pedimos políticas maroprudenciales, como por ejemplo crear un colchón anticíclico como ya han hecho Alemania y Francia”.

Guindos declaró que la vigilancia de este segmento específico se está extremando en los últimos meses, tanto por el BCE como por el Banco de España. En concreto, en el caso de España, el número dos del BCE ha explicado que es la Autoridad Macroprudencial creada recientemente “y tiene más información y conocimiento en la materia” la que debe opinar sobre la necesidad o no de un colchón de capital adicional para la banca si se detecta un crecimiento que no corresponde con los fundamentales del país.

Aunque acto seguido Guindos reconoció que en el BCE “estamos vigilantes en algunos segmentos concretos, en los que los precios han subido mucho”.

El Banco de España o el presidente de la AEB, José María Roldán, ha asegurado en estas jornadas que, hasta la fecha, no ven señales de sobrevaloración en el mercado de la vivienda. Aunque en ambos casos reconocen que existe una sobrevaloración en Madrid y Barcelona. Hernández de Cos explicó el lunes que aunque las compras y ventas de viviendas y sus precios están a niveles razonables, un potencial ajuste a a baja en los precios de os inmuebles tendría un impacto negativo en los bancos.

Guindos también anunció que es partidario de que en los próximos test de estrés se incluya el riesgo del cambio climático para determinar las exigencias de capital final de una entidad financiera, una novedad que la banca también parece compartir, como explicó Antoni Ballabriga, director de negocio responsable de BBVA, en estas mismas jornadas.

El vicepresidente del BCE también se refirió a las presuntamente escuchas ilegales del excomisario José Manuel Villarejo a personalidades de la economía, la política y la prensa. En esta ocasión (no es la primera vez que se refiere a este caso ante preguntas de la prensa) Guindos explicó que el caso se ha judicializado, lo que paraliza los expedientes administrativos, por lo que la intervención del BCE se ha frenado. El exministro, no obstante, ha pedido que la investigación se lleve a cabo “de la forma más profesional posible”. 

Normas