Planes de ciclo de vida, contratar y no tocar hasta la jubilación

La mayoría de grandes entidades los han lanzado en los últimos años

Planes de ciclo de vida, contratar y no tocar hasta la jubilación

Han cogido velocidad en los últimos años. Los planes de ciclo de vida, que buscan ir adaptando la composición de la cartera a medida que pasan los años y se acerca la edad de retiro, forman parte ya de la oferta de la mayoría de las grandes gestoras de pensiones.

De hecho, según el análisis de datos de Inverco que realiza José Luis Almeda-Olle, director de desarrollo de negocio de Deutsche Zurich Pensiones, en los dos últimos años se ha producido un extraordinario incremento tanto en volumen de patrimonio –más de 12.500 millones de euros, lo que representa un 17% del total de planes individuales– como en partícipes, que suponen el 15%.

Bajan el riesgo de las carteras según se acerca la fecha de retiro

Asimismo, en rentabilidad, los de ciclo de vida superan el rendimiento del conjunto de planes individuales a corto y medio plazo: a 5 años, un 2,19%, frente al 1,34% o un 0,26% a 12 meses, en comparación con las pérdidas del 0,52% que exhibe el conjunto de planes.

¿Cómo funcionan? “Podríamos decir que es como hacer un viaje en avión. En primer lugar, porque tenemos un destino marcado, que es la fecha estimada de jubilación.

El patrimonio de estos productos supera los 12.500 millones de euros, es decir, el 17% del total de planes de pensiones individuales

También tenemos una hoja de ruta, pues sabemos de antemano cuál es la estrategia de inversión que seguirá nuestro ahorro a lo largo del tiempo y cuál será la distribución de activos que cambia también a lo largo de los años.

Primero, nuestro vuelo cogerá altura para hacer crecer nuestros ahorros con una posición predominante de renta variable. A medida que nos acercamos a la jubilación buscaremos ganar estabilidad antes de aterrizar, invirtiendo un mayor porcentaje en renta fija”, resumen fuentes de VidaCaixa.

Renta 4 Pensiones fue la primera gestora en lanzarlos en 2002 y actualmente acumulan un patrimonio de 1.230 millones de euros

“A medida que pasa el tiempo cada plan minora el riesgo de su cartera progresivamente, reduciendo la exposición en renta variable, así como la duración de su renta fija, hasta llegar a su vencimiento con una cartera prácticamente en liquidez, momento en que se habrá alcanzado el horizonte objetivo de jubilación del grupo de partícipes”, explican desde Banco Sabadell, una de las primeras entidades en comercializarlos, aunque en su versión para empresas.

Según sus responsables, fue Renta 4 Pensiones la primera gestora en lanzarlos en 2002 y actualmente acumulan un patrimonio de 1.230 millones de euros que se distribuyen en cinco planes comercializados por ING y que tienen como horizonte más cercano el año 2020, para partícipes entre 61 y 67 años, y 2040, para menores de 36 años.

Para Josep Bayarri, director de gestión de activos y análisis de Arquia Banca, son positivos, pero tienen algún pero: “En España tenemos cierta tendencia a ser demasiado conservadores en el ahorro y a infraponderar la renta variable.

Asimismo, en rentabilidad, los de ciclo de vida superan el rendimiento del conjunto de planes individuales a corto y medio plazo

El argumentario tradicional en este tipo de productos es que, a medida que te vas acercando a la edad de jubilación, el porcentaje en Bolsa va tendiendo a cero, y eso es un error.

Con la esperanza de vida actual, después de la jubilación, aún quedan casi 20 años de vida en que nuestro ahorro debería seguir generando nuevo patrimonio, con lo que, incluso después de la jubilación, debemos seguir manteniendo una parte menor en renta variable”.

Y advierte de algo importante: “Hay que prestar atención a los gastos. En un plan de ciclo de vida, unas comisiones elevadas en la fase inicial, donde la cartera es más arriesgada, pueden ser correctas, pero a medida que pasa el tiempo y la cartera es más conservadora, estas comisiones pueden ser un disparate”.

VidaCaixa: con criterios sostenibles

Desde el equipo de inversiones de VidaCaixa apuestan por los planes de ciclo de vida, en los que gestionan un patrimonio 4.896 millones, 800 de los cuales se han captado en lo que va de año. “Estas carteras objetivo nos permiten poner rumbo a la jubilación con un complemento de rentas que complete nuestra pensión pública, conociendo de antemano cuál será la trayectoria que seguirán nuestros ahorros y teniendo la certeza de que se invertirán automáticamente de la forma más racional posible, de acuerdo con nuestra situación y nuestros objetivos”, opinan desde la entidad. Además, resaltan que incorporan criterios ASG (ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo).

BBVA: más populares, los perfilados

“En los últimos años, los planes de pensiones gestionados bajo la filosofía del ciclo de vida se han hecho muy populares y comienzan a despertar gran interés por parte de los ahorradores”, argumentan desde BBVA Pensiones. De hecho, en el último ejercicio, esta gama de productos ha acaparado cerca del 10% del volumen de aportaciones (efectivo + traspasos) a planes individuales de la entidad y suman un patrimonio aproximado de unos 750 millones.
No obstante, son los perfilados los más populares, suponiendo casi el 50% de las aportaciones. En concreto, el perfil conservador ha sido el más contratado, con casi un 30% del volumen total.

Santander AM: rentabilidad y protección

Tres años después del lanzamiento de Mi Proyecto Santander, el patrimonio alcanza los 340 millones, indica Alberto Vizcaya, responsable de planes de pensiones del sistema individual de Santander AM España. Una gama que al cierre de mayo ofrecía rentabilidades que oscilan entre el 12% para el plan que tiene el año 2040 como horizonte, y el 1% para el más conservador, que vence en 2025.
Vizcaya cree que los perfilados “puntualmente podrían tener un mejor comportamiento, pero el ahorro para la jubilación es una inversión a largo plazo y, en este sentido, pensamos que las estrategias de ciclo de vida son capaces de ofrecer el equilibrio adecuado entre rentabilidad y protección de capital”

Bankia: comisiones acompasadas

Hace solo unos días Bankia lanzaba tres planes de pensiones enfocados a tres generaciones distintas: los nacidos en las décadas sesenta, setenta y ochenta. Denominado Planes de Pensiones Vive, incluyen una característica importante: adecúan las comisiones al momento del ciclo de vida del partícipe. Así, la comisión de gestión disminuye conforme se va acercando la jubilación y la cartera se vuelve más conservadora.
Se trata de planes de pensiones de renta variable mixtos que invierten de forma diversificada en activos de inversión global. Esta inversión se efectúa de manera directa, a través de instituciones de inversión colectiva o mediante la inversión en derivados.

Ibercaja Pensiones: más importancia al perfil de riesgo

Carolina Mateo, responsable de desarrollo de negocio, no es muy partidaria de este tipo de planes porque “presentan ciertas rigideces que nos inclinan a preferir los perfilados. Los de ciclo de vida tienden a ser productos muy estándar que presuponen que todos los clientes de una generación son iguales y deben invertir su ahorro jubilación del mismo modo, cuando lógicamente no es así”.
Argumenta diferencias en el perfil de riesgo del partícipe e incluso en la edad de jubilación, que “no es para todos igual, ni la jubilación tiene por qué coincidir con la recuperación del plan, ya que puede cobrarse años después de haberse jubilado o destinarse a otras contingencias”.

Banco Sabadell: de empleo a individuales

En 2010, Banco de Sabadell implementó el primer ciclo de vida de España en un plan de pensiones de empleo de promoción conjunta y en 2015 tomó la decisión de trasladar la exitosa experiencia desarrollada a fondos de pensiones individuales. Actualmente cuentan con cuatro horizontes temporales, divididos a su vez en tres perfiles de riesgo.
“El ciclo de vida es prioritario para Banco Sabadell en la comercialización de nuestros fondos de pensiones porque estamos convencidos de que es la mejor forma de ahorro para la jubilación, sin que el partícipe tenga que preocuparse de mover la inversión, ya que la filosofía del producto lo hace por él”, añaden.

Deutsche/Zurich: también para empresas

En Deutsche Zurich Pensiones llevan ocho años desarrollando estas estrategias. “De hecho, fuimos pioneros en ofrecer este tipo de soluciones para las empresas, en donde podíamos ofrecer una estrategia de inversión diferenciada según la edad, siendo conscientes de que las necesidades de la plantilla eran muy diferentes en función de si la persona estaba cercana a la jubilación o si iniciaba su etapa laboral”, asegura José Luis Almeda-Olle, su director de desarrollo de negocio.
“Ante la buena acogida que tuvieron este tipo de planes, decidimos en 2016 lanzar los planes ciclo de vida también para el canal individual, donde disponemos de tres con horizontes de inversión diferentes”.

March AM: trato cercano y acompañamiento

No tienen planes de ciclo de vida, pero según Lorenzo Parages, su director comercial, “se apuesta por tener una gama de planes de pensiones lo suficientemente diversificada para afrontar cada uno de los retos que conlleva el ciclo de vida del cliente, dando la oportunidad a los banqueros de tener un trato más cercano y personalizado con el cliente, asesorándole llegado el momento para el cambio de plan de pensiones que más se adecúe a su situación y necesidades”.
Del mismo modo, los banqueros del grupo Banca March acompañan al cliente en el momento de su jubilación para determinar la manera más eficiente (tanto financiera como fiscalmente) de rescatar las aportaciones.

Normas