Transporte

Cabify asegura que en su hoja de ruta está la salida a Bolsa, pero ya no le pone fecha

Duplica sus ingresos en España y espera dejar las pérdidas este año

Cabify en Málaga
Cabify en Málaga

Cabify retrasa su salida a Bolsa sine die. Aunque este proyecto está en la hoja de ruta de la compañía fundada en 2011 en un piso en Madrid, su cofundador y consejero delegado, Vicente Pascual, no quiso dar fecha, y se limitó a decir “no hay fecha”. Inicialmente, según apuntaban bancos de inversión, su objetivo era salir a cotizar a finales de este año.

Su valoración se acercaba a principios de este año a los 1.500 millones de euros, y según Pascual esa sigue siendo su tasación tras la última ronda de financiación que ha realizado, según explicó el directivo durante el seminario organizado por la APIE y la UIMP y patrocinado por BBVA en Santander. Cabifay tenía previsto también conseguir 300 millones de euros para su crecimiento en una ronde de financiación, proceso a lo que el directivo de la firma aseguró que “siempre estamos buscando financiación” para acelerar nuestro crecimiento. El inicio de esta ronda de financiación se anunció el pasado es de abril.

La plataforma, según anunció Pascual, quiere participar en todas las formas de movilidad posibles. Coches, incluidos los taxis, motocicletas, patinetes, helicópteros (en Brasil) o incluso andando con una aplicación que informa sobre el tiempo, calorías, etc que lleva consigo esta opción de caminar a un lugar determinado en comparación con otras alternativas.

De momento, Cabify, alcanzó unos ingresos en 2018 de 144 millones de euros en España, lo que supone un crecimiento del 98% sobre los obtenidos un año antes (aún no tiene datos de la aportación de Latinoamérica). Con este crecimiento la firma espera llegar a la rentabilidad a finales de este año o ya en 2020, fecha que los analistas, ven como más lógica para su salida a Bolsa si al final logra sus objetivos. Pero de momento, el resultado de explotación aún es negativo en 3,5 millones de euros, frente a las pérdidas de 5,1 millones en 2017. El número de viajes realzados en Cabify en 2018 crecieron por encima del 100%.

“Entendemos que para que todo este sistema funcione y sea sostenible tenemos que ganar dinero”, declaró Pascual, para luego añadir que Cabify tiene una apuesta para ser rentable “desde ya”.

Sobre el pago de impuestos, algo, que junto a la guerra del taxi está siempre sobre la mesa de las críticas a esta plataforma, Cabify explicó que no pagan impuesto de sociedades en España porque aún no ganan dinero, pero esperan hacerlo este año o el que viene. Tras negar categóricamente que no pagan impuestos, Pascual explicó que ha pagado IVA y sueldos y salarios por encima de los 8 millones de euros”, para añadir, “estamos pagando por encima del 30% de impuestos” de su facturación.

Pascual también anunció que tiene previsto llegar a acuerdos con los taxis en varias provincias, De momento, Cabify ha puesto en marcha una prueba piloto con taxis de Santander para, a través de su aplicación, poder pedir este servicio. Pascual, de hecho, insistió en que no existe conflicto entre Cabify y los taxis, sino solo con una aplicación de este sector.

Normas