El BCE da oxígeno a la banca al abrir la puerta a reducir la tasa de depósito

El selectivo español se anota un 0,5%

ibex directo pulsa en la foto

Segundo guiño del BCE a la banca en menos de un mes. Después de que el presidente de la institución, Mario Draghi, anunciara el 7 de marzo una nueva inyección de liquidez a largo plazo para el sector financiero, ayer se conoció que el organismo está estudiando posibles mejoras para los bancos que optan por depositar su liquidez en la entidad. En la actualidad, y desde marzo de 2016, la banca debe pagar un interés del -0,4%, conocido como tasa de facilidad de depósitos por dejar su dinero en las arcas del BCE. Una medida que cuesta cada año a las entidades de la zona euro 7.000 millones de euros.

La noticia publicada por Reuters y de la que se desconocen más detalles sirvió de impulso a las entidades. El sector bancario europeo se anotó un 0,8%, subidas que fueron superadas por la mayoría de bancos españoles. CaixaBank, uno de los más dependientes de los tipos de interés, se anotó un 1,82%. Le siguieron Santander con un repunte del 1,57%, Sabadell, que se anotó un 1,03%, Bankia (0,95%) y Bankinter (0,77%). Solo BBVA escapó a la corriente alcista al caer un 0,52%. La entidad que preside Calos Torres se vio afectada por la volatilidad de la lira turca, situación que ha llevado al Gobierno de Tayyip Erdogan a prohibir la venta de divisa a los inversores extranjeros.

Más alcistas aún fueron las dos entidades que están fuera del selectivo y que se encuentran en conversaciones para su fusión. Liberbank y Unicaja repuntan un 3% y 3,38%, respectivamente y se alejan de los mínimos anuales registrados a comienzos de semana cuando ganaba fuerza la hipótesis de que el regulador europeo forzara a la entidad resultante de la integración a acometer una ampliación de capital.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.280,10 -0,26%
EUROSTOXX 50 3.425,64 -0,38%
DOW JONES 25.764,00 -0,38%
USD x EUR 0,8961 0,000%
Petroleo Brent 72,140 -0,661%

La posibilidad de que el BCE modifique la tasa de depósitos se enmarca dentro de las medidas encaminadas a aliviar la presión que viven los bancos ante el retraso de la subida de los tipos de interés, prevista ahora para finales de 2019. Las entidades llevan reclamando desde hace años el fin de los tipos cero ante las dificultades para generar ingresos.

El cambio que estaría estudiando el BCE permite aunar dos objetivos: compensar el impacto de los tipos negativos en el sector financiero a la vez que mantiene una política monetaria ultralaxa en un momento en el que la economía de la zona euro empieza a enfriarse. De hecho, horas antes de que se filtrara la información, Mario Draghi reiteró que “no le faltan instrumentos” para cumplir su mandato y que los riesgos para las perspectivas de crecimiento siguen estando a la baja.

El impulso que vivió la banca sirvió de gasolina al Ibex 35. El selectivo español comenzó la jornada lastrado por la incertidumbre económica. Los descensos dieron paso a las subidas y aunque a lo largo de la sesión la Bolsa española llegó a sumar un 1,5%, al cierre las subidas se limitaron al 0,5%. A pesar de ello, el Ibex fue el índice más alcista de Europa. El Mib italiano, otro índice muy bancarizado, avanzó un 0,26% mientras el Dax concluyó en tablas (0%), el Cac francés bajó un 0,12% el FTSE británico, un 0,03% pendiente de una jornada clave en las negociaciones del Brexit.

Este pobre comportamiento en las principales plazas europeas obedeció a la incertidumbre económica que reina en EE UU, donde la inversión de la curva de tipos continúa acentuándose. La presión sobre el mercado de deuda estadounidense continúa tensionando a los inversores. El bono a diez años se sitúa en el 2,37%, en mínimos de dos años, mientras la deuda a tres meses paga el 2,43%. La huida de los inversores a la renta fija se traduce en nuevas caídas en Bolsa. El mercado deja a un lado la mejora del déficit de EE UU que se contrajo en enero un 14%, hasta los 51.100 millones de dólares, gracias a una la reducción de las importaciones de China. El dato es supera las previsiones de los analistas y todo ello un mes después de que la primera economía del mundo cerrara 2018 con el peor dato en una década.

Técnias Reunidas e Inditex, cara y cruz del Ibex
Aunque la banca acaparó se llevó la atención de los inversores, el valor más alcista del selectivo fue Técnicas Reunidas, que avanzó un 4,72%. La ingeniera española recibió el espaldarazo de JP Morgan que elevó su recomendación a comprar desde vender. Todo ello acompañado de una mejora sustancial de su precio objetivo que queda fijado en los 29,5 euros por acción. Desde los precios de hoy al cierre (25 euros) supone otorgarle un potencial del 18%, por encima del margen de revaloraización del 6% que le otorga el consenso consultado por Bloomberg.

En el lado opuesto se situó Inditex (-2%) después de que Jefferies rebajara su precio objetivo a 27 euros y redujera la recomendación a mantener.

Las rentabilidades en el mercado de deuda europeo siguen la tendencia bajista. El bono alemán cae al -0,081% desde el -0,015% registrado un día antes y el español pasa del 1,09% al 1,05%.

Normas