Managing partner de RED Capital Partners

Luz Ramírez: "Las empresas dirigidas por mujeres son más rentables”

Prepara un fondo que solo invertirá en ‘startups’ con, al menos, una mujer en la dirección

Luz Ramírez: "Las empresas dirigidas por mujeres son más rentables”

En 15 años de experiencia en el capital riesgo en España, Luxemburgo e Israel, Luz Ramírez, managing partner de RED Capital Partners, había observado cómo el mundo del venture capital era demasiado homogéneo y afectaba directamente a la rentabilidad de las operaciones. Todo un universo de compañías muy interesantes se quedaban fuera del visor de los fondos. Por ello prepara el lanzamiento de un vehículo, con un tamaño de unos 50 millones, que invertirá en una decena de startups en fases iniciales (seed capital o serie A) que en su equipo de dirección haya al menos una mujer. Será el vehículo más grande de Europa y Oriente Medio con este universo de inversión.

¿Cuál es su estrategia de inversión?

La estrategia del fondo está basada en tres oportunidades que hemos identificado. La primera es que las empresas estén lideradas o colideradas por mujeres, un nicho de mercado que creemos que no se está explotando. Otra oportunidad que hemos detectado es la transferencia tecnológica entre Israel y Europa. He estado viviendo en Israel una serie de años y es un mercado muy interesante, al que llaman startup nation. Históricamente se han decantado más por Estados Unidos, pero creemos que la transferencia de tecnología entre Israel y Europa, con un foco en España, es un ámbito que queremos explotar. La tercera oportunidad es una serie de sectores que están teniendo un crecimiento muy importante como la ciberseguridad, pero también todas las aplicaciones de la ­tecnología a la agricultura y la alimentación.

¿Son más rentables las empresas dirigidas por mujeres?

Sí, las empresas dirigidas por mujeres son más rentables. Hay estudios que demuestran que estas compañías de media funcionan mejor. Además, creo que actualmente lo más importante en el venture capital es diferenciarse. Esa diferenciación te puede permitir un acceso a buenas oportunidades de forma más importante. Ser un fondo diferente al resto nos permite acceder a operaciones que no veríamos si no tuviésemos ese ángulo. Al final son las buenas empresas las que eligen a los inversores, no al revés.

Tampoco es muy frecuente ver a una mujer al frente de un fondo de inversión. Ni siquiera en el venture capital.

Todo lo que dicen los estudios yo lo he visto. El mundo del venture capital es muy homogéneo y eso hace que las inversiones sean muy homogéneas. No hay tantas mujeres como hombres analizando compañías, pero las que lo hacen están en proyectos muy potentes, que de alguna manera no estaban bien atendidos. En Estados Unidos hay muchísimos fondos de este tipo y son los que lideran. Curiosamente, Europa es un mercado donde hay muy pocos fondos y de tamaño pequeño. Tienen un carácter local y nacional, pero este proyecto siempre lo vislumbré más internacional.

¿Qué plazos manejan?

Esperamos tener el primer cierre del fondo entre finales de marzo y primeros de abril. Llevamos sobre un año y medio trabajando, tenemos un dealflow de más de 100 compañías que estamos analizando y en algunas hacemos ya la due diligence. Es decir, estamos en procesos bastante avanzados. La idea es que, cuando se realice este primer cierre , hagamos justo después la primera inversión.

Dice que han analizado más de 100 empresas, ¿hay tantas startups dirigidas por mujeres?

Sí. Nosotros, sin tener el fondo totalmente cerrado, tenemos dealflow de más de 100 compañías. No es una cuestión de cantidad solo, sino también de calidad. Hay más compañías de lo que la gente puede pensar. Cuando hay equipos diversos en las empresas, muchas veces es el hombre quien toma el rol de estar de cara al público. Pero la realidad es que son un equipo donde hay mujeres también. Quizás trabajan en una parte más técnica. Esto es un fondo que está buscando una diversidad, lo que no significa que todo el equipo tenga que ser mujeres. Buscamos equipos diversos donde haya alguna.

¿Qué perfil de inversor están buscando?

Todo apunta a que un tercio serán instituciones públicas, un tercio family offices y otro tercio se reparte entre fondos de fondos, algunos corporates e inversores estadounidenses. La idea es contar para este primer cierre con las instituciones públicas españolas, como el ICO, con los que estamos hablando.

Afirma que las posibilidades de establecer vínculos entre empresas españolas e israelíes es una de sus estrategias, ¿supone esto que el capital vendrá de ese país?

No. Habrá una mezcla de diferentes tipos de inversores. La mayor parte serán europeos, pero también habrá estadounidenses y de Israel. El tema de Israel es el acceso a este mercado tecnológicamente tan interesante, que vendrá acompañado por inversores. Somos un fondo europeo y con un foco importante en España, pero con el que también invertiremos en otras geografías e Israel es muy interesante. Facilitaremos la movilidad de empresas españolas a Israel y de empresas israelíes a España.

Lo cierto es que es una estrategia de inversión un tanto diferente, ¿han encontrado muchas reticencias entre los inversores para entrar en su fondo?

Estoy sorprendida gratamente de la recepción. Antes estuve trabajando en otros grupos de inversión y sé que el fundrising es complicado. He podido atraer al proyecto a gente de primer nivel. Por el lado de los inversores, yo empecé con este proyecto hace año y medio, antes de que naciese el movimiento MeToo en EE UU y de que estas cuestiones estuviesen tan de actualidad. Es un tema sobre el que ahora la gente está más sensibilizada y lo estamos viendo también en los inversores. Tenemos un acceso mucho más sencillo. Entienden el valor del proceso, de la profesionalidad del equipo y además tiene este ángulo que busca empresas con mujeres en la dirección. Está teniendo muy buena recepción tanto por inversores públicos como privados.

Comenta que es un fondo europeo, pero con un foco específico en España, ¿qué peso tendrá en su portfolio?

No puedo asegurar el porcentaje, aunque sí es cierto que tendrá un peso específico. Hemos registrado la gestora en España, nuestras oficinas están en Madrid y Tel Aviv y la recepción de proyectos españoles es lo más natural. En fase de análisis miramos tres compañías, que están muy próximas a cerrar una operación de forma inminente, y dos de ellas son españolas.

¿Qué sectores ven más interesantes?

Otra de nuestras características más allá de que haya una mujer al frente de la empresa es nuestro enfoque tecnológico. Invertimos en empresas tecnológicas e innovadoras. Tenemos una serie de sectores en los que proactivamente vamos a buscar oportunidades. Eso no significa que no se pueda hacer otro tipo de inversión, pero siempre y cuando estén dentro del mundo tecnológico. Estos subsectores que hemos elegido son ciberseguridad, agro y food tech, movilidad urbana y salud digital. Otro aspecto que miramos es empresas que tienen tecnología basada en inteligencia artificial. No es un sector específico, sino que es algo más transversal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Normas