De los Mozos: “España no es amiga de la industria del motor”

El presidente de Anfac califica “de brindis al sol” el plan del Gobierno de apoyo al sector

Considera que la legislación ha puesto "contra las cuerdas" a la industria

Anfac motor

El vicepresidente de Fabricación y logística del consorcio Renault y presidente del consejo de administración de la marca en España, José Vicente de los Mozos, ha asegurado hoy que España "no es amigable" con la industria del motor en unas declaraciones pronunciadas durante el Salón del Automóvil de Ginebra.

El también presidente de la patronal de los fabricantes Anfac, ha advertido de que hay que huir de ser "no friendly (no amigable)", ya que los centros de decisión de las multinacionales automovilísticas están fuera de España.

Preguntado si esto puede afectar a futuras adjudicaciones de modelos a las plantas españolas, ha respondido que con un mercado débil como el actual (acumula hasta febrero seis meses a la baja) para qué invertir, si luego hay que vender los modelos fuera.

En su opinión, España necesita un mercado fuerte para optar a nuevos modelos, lo que pasa porque el Gobierno haga una declaración institucional firmada por los ministros implicados en la industria del motor y en la que se deje claro que no hay riesgos por comprar vehículos con motores de combustión.

Al respecto, ha recordado que en los últimos tres años ningún gobierno de los que ha habido ha aprobado una medida que haya beneficiado al automóvil.

Al revés, ha considerado, la legislación -también la europea- ha puesto a la industria "contra las cuerdas".

Por eso ha pedido al nuevo Gobierno que salga de las urnas el próximo 28 de abril que llegue a un pacto estatal por el automóvil coherente con los objetivos y límites impuestos por la Comisión Europea.

Del Plan estratégico para el sector de la automoción presentado ayer por el Gobierno, y que prevé inversiones por valor de 2.634 millones, ha opinado que lo que se necesitan son hechos y no intenciones.

Para que se convierta en acuerdo debe incluir ayudas a la inversión, tratar la movilidad y abordar la fiscalidad que grava el automóvil. El Plan está "inmaduro" y no trata los problemas por los que el mercado nacional está cayendo. A su juicio, hay que escuchar más al sector (que representa el 10% del producto interior bruto -PIB-), porque la gente pide respuestas "hoy" y la legislación está llevando a la industria a una situación "muy complicada".

"Cuando lleguen los problemas todo el mundo se pondrá dramático" y "se echarán la culpa unos a los otros", ha avisado José Vicente de los Mozos, para quien hay que quitar de las legislaciones la palabra prohibición, en referencia al anuncio del Gobierno de que quería prohibir en 2040 la venta de vehículos de combustión y su circulación en 2050.

Renault, ha destacado, quiere seguir siendo un abanderado de la industria española del motor. "Tenemos vocación de líder en España, pero de forma rentable", ha afirmado el directivo de Renault.

No solo ha sido de los Mozos el crítico con el Gobierno de Pedro Sánchez, también se ha sumado a él Carlos Tavares, director ejecutivo de PSA, que ha señalado que “es muy triste ver la posición extrema que tiene el Gobierno español, por razones que no se pueden entender”.

El plan de ayuda contempla, entre otras medidas, una ayudas por valor de 2.634 millones de euros entre 2019 y 2025, dinero, que según ha explicado el lunes la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, tiene que venir de otros presupuestos generales. Además, el Ejecutivo espera que este plan genere un efecto arrastre de 9.726 millones en el mismo período, cifra que será de 2.283 millones entre 2019 y 2020. Maroto había asegurado, que dicho que el plan contaba con el apoyo total del sector.

La problemática de las baterías

En un salón del automóvil marcado por los anuncios de las marcas relacionados con la movilidad eléctrica, Carlos Tavares ha mostrado su preocupación por la necesidad de traer fábricas de baterías a Europa. “Actualmente, las baterías se hacen en Asia. Suponen el 40% del valor de estos vehículos”, ha indicado Tavares. El director ejecutivo de PSA ha señalado la necesidad de crear un plan estratégico para el sector que contemple la producción de baterías en el Viejo Continente.

A su vez, Luca de Meo, presidente de Seat, ha asegurado “que la fábrica de baterías necesita estar al lado de la planta de producción de vehículos” ya que esta pieza “es muy difícil de transportar”. Pero, el directivo de la firma perteneciente a Volkswagen ha resaltado que estas factorías de baterías “emplean a muy poca gente. El directivo ha asegurado que España está bien posicionada para atraer la producción de vehículos eléctricos.

El responsable de ventas y marketing de la marca Volkswagen, Jürgen Stackmann, también ha resaltado la importancia que tiene en la industria del automóvil la fabricación de la principal pieza de los vehículos eléctricos. “Europa necesita meterse en el negocio de la producción de baterías”, ha asegurado. El directivo ha dicho que el objetivo de Volkswagen es vender un millón de unidades eléctricas en 2025, de la cual, gran parte irán para el mercado chino.

Seat: "Hay que invertir en I+D para mantener la industria del automóvil en España"

El presidente de la firma española ha señalado la importancia de la innovación y el desarrollo en los cambios que se vienen en el sector del motor. “Hay que buscar donde está el dinero”, ha dicho De Meo, quien ha resaltado que la empresa que dirige invierte el 10% de sus ingresos en I+D, “mientras que el resto de la economía española solo invierte el 1,2% y está bajando”. “Tenemos una oportunidad, hay que conseguir mantener este milagro de industria del automóvil que tenemos. Hay que innovar”, ha añadido De Meo.

Normas