Alphabet impulsará el vehículo compartido en su gestión de flotas de empresas

El CEO del grupo, Norbert van den Eijnden, prevé un uso creciente del coche de empresa fuera del trabajo

Norbert van den Eijnden, consejero delegado de la compañía de gestión de flotas y movilidad corporativa Alphabet.
Norbert van den Eijnden, consejero delegado de la compañía de gestión de flotas y movilidad corporativa Alphabet.

El carsharing es visto por el sector del automóvil como el futuro de la movilidad, las personas cada vez irán más hacia un modelo en el que ya no serán dueños de sus propios coches, sino que los compartirán con otras personas. En Alphabet, gigante alemán de gestión de flotas y movilidad corporativa (en España gestiona una flota de 60.000 vehículos), prevén que esta realidad también se trasladará a las flotas de empresas.

“Hoy, existe un coche para cada conductor, sin embargo, en el futuro, esto cambiará y habrá una flota disponible para varios usuarios, aunque es posible que el modelo un automóvil por conductor se mantenga en algunas compañías. Por ejemplo, para los empleados que se dedican al sector de ventas o para los directores. Pero la mayor parte de las flotas serán de vehículos usados por varios conductores”, explica Norbert van den Eijnden, consejero delegado de Alphabet International a CincoDías.

El directivo considera que esta situación se debe a su vez por los cambios que se están produciendo en la sociedad. “Cada vez más personas viven en las ciudades, de hecho, se calcula que en los próximos dos años, el 70% de la población mundial vivirá en entornos urbanos. Hay conductores que usan el coche de empresa, pero como viven en el centro no pueden aparcarlo (...) el futuro tenderá a que las empresas proporcionen coches a sus empleados para uso laboral, pero también para cuando estén de vacaciones. Las compañías proporcionarán vehículos a sus trabajadores 150 días al año, para que los usen de manera flexible”, señala el consejero delegado de esta compañía con sede en Múnich, en lo que es una "clara apuesta" de la firma por el vehículo compartido.

Datos y coche eléctrico

Otra de las apuestas de la empresa es que, a través de Alphacity, su servicio de carsharing corporativo, la compañía quiere centrarse “en la gestión de datos para ofrecer un mejor servicio al cliente”. El sistema permite tener información sobre el uso de cada conductor, disponiendo de una localización de todos los vehículos en uso e indicando el tiempo de inicio y de fin de reserva de cada uno de ellos.

Por otra parte, Rocío Carrascosa, directora general de Alphabet España, considera que hace falta una estrategia como país en relación a la movilidad eléctrica. “El Gobierno tiene que tener un plan y en base a eso determinar una serie de iniciativas de hacia dónde ir. No es solamente cuestión de explicar que tenemos un problema de emisiones (...) necesitamos una estrategia como país”, dice la directiva a CincoDías. Y añade: “Yo todavía no veo claro la estrategia global de cuándo pretendemos llegar a un share determinado de coche eléctrico”.

Por otro lado, Van den Eijnden prevé que aunque el futuro es eléctrico, los vehículos de combustión “todavía tendrán un papel en los próximos 20 años. Las nuevas tecnologías permiten tener hoy día coches con emisiones muy bajas, lo que les convierte en eficientes para el uso”.

Presencia en 28 países

Desde 2001. La compañía llegó a España como división de gestión de flotas del grupo BMW. La firma está presente en 28 países con más de 680.000 vehículos. En España, la compañía tiene 60.000 vehículos de renting y emplea a 235 personas.

Leroy Merlin. Recientemente, la empresa firmó un acuerdo con la empresa de bricolaje francesa Leroy Merlin para proporcionarle 76 vehículos compartidos para sus puntos de venta en España. Estos automóviles serán utilizados por los trabajadores que realicen el servicio técnico a domicilio.

Normas