El Banco de España pide eliminar barreras para crear bancos transfronterizos y diversificar riesgos

El gobernador Pablo Hernández de Cos asegura que los sistemas bancarios de muchos países siguen sobredimensionados

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha resaltado este viernes la necesidad de eliminar las barreras nacionales a la integración bancaria europea. Hernández de Cos ha asegurado que la creación de bancos transfronterizos permitirá a las entidades diversificar riesgos, mejorar su capacidad de estabilización frente a perturbaciones y debilitar el vínculo entre el riesgo soberano y el riesgo bancario.

Durante la presentación del informe `Unión Bancaria, el reto de ser digital y regulado´, elaborado por la firma de consultoría PwC, Hernández de Cos ha urgido a completar los aspectos públicos e institucionales de la Unión Bancaria y a fortalecer los mecanismos privados de mitigación y compartición de riesgos para dotar de mayor estabilidad a la Unión Económica y Monetaria (UEM) europea.

Además, Hernández de Cos ha afirmado que completar la Unión Bancaria y la Unión de Mercados de Capitales ayudaría a las entidades a estar en mejores condiciones para afrontar el reto tecnológico, que probablemente exigirá aprovechar las oportunidades de escala y especialización que ofrece la integración de los mercados financieros europeos para la estabilidad a la Unión Monetaria, que son "escasos" en la zona euro.

Según ha recordado, en Estados Unidos más del 70% de las perturbaciones que afectan a un Estado particular se distribuye entre el resto de miembros, principalmente a través de los mercados de capital, mientras que en Europa sucede en apenas el 45% de los casos.

Hernández de Cos ha remarcado la importancia de eliminar las barreras nacionales a la integración bancaria europea, como las excepciones y especifidades nacionales que permiten introducir las directivas europeas y que han dificultado la armonización de la regulación bancaria europea.

Además, ha apuntado que esta regulación no reconoce plenamente los beneficios de la diversificación geográfica de la actividad, y en algunos países europeos persisten amplios segmentos del sector bancario que son de propiedad estatal o se encuentran al abrigo de la competencia mediante tratamientos regulatorios específicos, lo que reduce los incentivos a la búsqueda de opciones de negocio más rentables.

En suma, el gobernador del Banco de España considera que los sistemas bancarios de muchos países europeos siguen sobredimensionados, con exceso de capacidad y que apenas se han producido procesos de consolidación internacional "pese a que han aparecido desafíos como la aparición de nuevos competidores y los reducidos niveles de rentabilidad". 

La Unión Bancaria en un entorno de desaceleración

Hernández de Cos ha advertido de que completar la Unión Bancaria daría estabilidad a la eurozona en un entorno de desaceleración económica, por lo que ha urgido a la creación de elementos pendientes como un Sistema Europeo de Seguro de Depósitos plenamente mutualizado y un respaldo financiero común para el Fondo Unico de Resolución (FUR).

Pese a que ya existen el Mecanismo Unico de Supervisión y el Mecanismo Unico de Resolución, Hernández de Cos ha afirmado que, sin el Sistema Europeo de Seguro de Depósitos mutualizado, no podrá garantizarse de forma creíble la protección de los depositantes del área euro independientemente de su localización para que genere la confianza suficiente para reducir el riesgo de retiradas masivas de depósitos y la consiguiente fragmentación financiera en situaciones de crisis severas.

Según ha dicho, este tercer pilar contribuiría a la estabilidad financiera y permitiría resolver el "problema de asimetría" que supone una supervisión común, frente a una responsabilidad última de los sistemas nacionales de seguro de depósitos.

"Hemos avanzado mucho pero queda mucho por recorrer, lo que queda por hacer es importante, quizá no tanto en un momento de expansión económica, pero en un momento de desaceleración lo podemos echar de menos y puede generar cierta inestabilidad en el área euro", ha concluido el gobernador del Banco de España.

Normas