El Banco de España estima que el alza de salario mínimo costará 145.000 empleos

Mujeres, jóvenes, temporales y el personal menos formado serán los colectivos más afectados

Sede del Banco de España.
Sede del Banco de España.

La inédita subida del 22% que ha experimentado este 1 de enero el salario mínimo interprofesional (SMI), una de las medidas estrellas del Gobierno de Pedro Sánchez, costará la pérdida de alrededor de 145.000 puestos de trabajo, según un informe elaborado por varios economistas y publicado este viernes por el Banco de España. El documento respalda las advertencias lanzadas el pasado otoño por el gobernador de la institución, que criticó los efectos negativos del incremento salarial pactado entre el Ejecutivo y Unidos Podemos.

La estimación del informe está basada en el impacto que tuvo sobre el empleo el incremento del salario mínimo en 2017, cuando se incrementó un 8% pasando de 655,20 a 707,60 euros. En 2019, el aumento ha sido de 735 a 900 euros, un alza sin precedentes en la serie histórica, que arranca en 1977.

La falta de precedentes complica un cálculo fino del impacto de la medida, advierten los autores del documento Aitor Lacuesta, Mario Izquierdo y Sergio Puente, cuyas opiniones no pueden atribuirse al Banco de España como institución, matiza el informe.

Su estimación apunta, sin embargo, a que el incremento del salario mínimo de 2019 provocará “una pérdida de empleo de alrededor de 125.000 trabajadores”, sobre los 16 millones de ocupados a tiempo completo.

El texto matiza, sin embargo, que este cálculo no extrapola el efecto de la medida sobre colectivos como los autónomos o los empleados con jornada reducida. Sumando los tres millones de trabajadores que restan para alcanzar el total de población ocupada, el impacto sería de otros 20.000 trabajadores afectados.

El impacto, por tanto, ascendería a la destrucción de 145.000 puestos de trabajo. La cifra va en línea con el impacto del que alertó en noviembre el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados.

En aquella ocasión, el gobernador expuso que las estimaciones del supervisor apuntaban a la destrucción del 0,8% del empleo, lo que rondaría los 150.000 puestos de trabajo. El informe publicado este viernes viene a corroborar estas estimaciones y advierte además de que los principales afectados serán mujeres, jóvenes, temporales y el personal con menor grado de formación. Después de todo, estos son también algunos de los colectivos más sujetes al salario mínimo interprofesional, lo que también los convierte en los más beneficiados por el alza aprobada.

Más allá, en todo caso, el informe publicado por el Banco de España destaca que la destrucción de puestos de trabajo que pueda producirse como consecuencia de esta medida afectaría especialmente a los trabajadores de entre 16 y 24 años, seguidos de los de 25 a 32 años; a las empresas de menos de 10 empleados o al sector de la agricultura.

“Su impacto sobre la probabilidad de perder el empleo resulta significativo en el caso de determinados colectivos, como los más jóvenes y los de mayor edad con menor formación, cuya tasa de paro es aún muy elevada, y que muestran un nivel de productividad menor que el promedio”, había expuesto ya en este sentido el gobernador del Banco de España en su declaración de noviembre.

Más desigualdad

En términos del total de masa salarial que se mueve en España, el documento publicado el viernes apunta a que el incremento de los salarios de aquellos trabajadores beneficiados por la medida que conserven su empleo compensará la pérdida de retribución de aquellos que pierdan su puesto de trabajo, manteniendo estables los niveles actuales.

Sin embargo, alertan los autores del informe, este doble efecto “implicaría un cierto aumento del grado de desigualdad de la distribución de las rentas laborales entre distintos colectivos de trabajadores”.

Normas