Tres aplicaciones que te ayudarán a ahorrar para la jubilación en el día a día

Pensumo, Coinscrap o VidAhorro permiten hacer aportaciones al plan de pensiones por cada compra realizada

como ahorrar para jubilacion
Getty Images

El eterno debate sobre cómo resolver la sostenibilidad del sistema público de pensiones no parece tener una solución clara ni evidente y, poco a poco, parece calar la idea de que será cada vez más necesario complementar la pensión pública con planes de ahorro privados. Ante este panorama, son varias las fintech que han surgido recientemente con el objetivo de ponérselo fácil a las personas que buscan ahorrar para su plan de pensiones, gracias al consumo que hagan cada día: se trata de Coinscrap, Pensumo o VidAhorro. 

"La gente tiene que concienciarse y empezar a ahorrar, especialmente los millenials que son los que más lo van a necesitar. Nosotros tenemos que adaptarnos y ofrecer algo que se amolde a su modo de vida y que les permita ahorrar de forma automática", explica el socio fundador de Coinscrap, David Conde.

La aplicación, que pretende convertir el ahorro en algo fácil y sencillo, permite redondear la nómina o las compras pagadas con tarjeta o con cargo a una cuenta bancaria, de tal forma que la diferencia se transfiere automáticamente a un seguro de vida-ahorro ofrecido por la aseguradora Caser. Según los cálculos de Conde, una persona que utilice la tarjeta de como forma habitual de pago puede ahorrarse entre 40 y 80 euros cada mes. 

La herramienta, que a principios de año llegó a un acuerdo con Evo Banco para ofrecérsela a sus clientes, permite a cada usuario personalizar sus propias reglas de ahorro, estableciendo el porcentaje o la cantidad a redondear y habilitar aportaciones recurrentes. También se pueden establecer penalizaciones, en caso, por ejemplo, de faltar al gimnasio o volver o fumar, o "premios", en forma de una cantidad aleatoria cada vez que su equipo de fútbol gane un partido. 

Otra iniciativa parecida es Pensumo, surgida en 2013 y que cuenta con el respaldo de la Comisión Europea a través del Horizonte 2020. La aplicación permite convertir la compra en céntimos para la pensión, gracias a los establecimientos asociados y a un plan de ahorro garantizado por Allianz, de tal forma que se le saca partido en el futuro a las compras hechas en el presente. Pero además, permite desarrollar iniciativas socialmente responsables en las que empresas, administraciones o marcas premien por realizar ciertas acciones como reciclar, leer o llevar una vida saludable. 

El socio fundador de Pensumo, José Luis Oros, pone además como ejemplo iniciativas que ya se están dando en empresas de otros países europeos, donde se premia a los empleados, vía aportaciones al plan de pensiones, por realizar formaciones, aprender idiomas o, incluso, acudir al trabajo en bicicleta.

Oros, prevé que en el futuro, el poder de las fintech irá notablemente en aumento como vehículo de ahorro, frente a las grandes entidades bancarias. "La sociedad va a cambiar, y los instrumentos de ahorro serán distintos. El modelo económico será más atomizado y, en el sector financiero, las fintech tendrán mucho más que decir frente a la gran banca”.

 Otra de las apps lanzadas recientemente por la aseguradora Axa es VidAhorro que, al igual que las anteriores, permite vincular las compras hechas a través de internet, con aportaciones directas a planes de pensiones. Más de un centenar de comercios y establecimientos, entre ellos Amazon, Ali Express, Cepsa, El Corte Inglés o Atrápalo, entre muchos otros, se han adherido a esta fintech.

En lugar de ofrecer un descuento, estas entidades realizan una transferencia de efectivo a la cuenta de VidAhorro del cliente, por un importe que variable entre el 2% y el 10% de la compra,  una nueva forma, también, de fidelizar al comprador.

Con todo, el socio de Coinscrap cree que el empujón hacia el fomento del ahorro tiene que venir también desde el Estado. "Se están haciendo cosas muy buenas desde el sector privado, pero también tiene que dar un paso adelante el sector público", valora. 

Normas