Transporte

Competencia de Cataluña recomienda no convalidar el decreto sobre VTC y el Govern desoye la propuesta

La ACCO tilda de "contrasentido" restringir la actividad de los VTC "cuando es el modelo de actividad más eficiente"

El conseller Damià Calvet.
El conseller Damià Calvet. Europa Press

La Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) rechazó este jueves el decreto aprobado por la Generalitat para regular los vehículos de alquiler con conductor (VTC) en Cataluña, que fija un tiempo mínimo de precontatación para estos coches de 15 minutos. En su opinión, dicha regulación supone “la introducción de ineficiencias artificiales e injustificadas” y una “protección” de un sector, el del taxi, frente a la concurrencia de los VTC. Por ello, el organismo recomendó que no sea convalidado por el Parlamento catalán.

La posición de ACCO coincide con el de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que cree que este tipo de regulaciones impactará negativamente en la calidad del servicio y provocará una subida de precios, al haber menos competencia.

El organismo catalán, dependiente de la propia Generalitat, considera que el decreto ley del Govern “obstaculiza gravemente el funcionamiento de los mecanismos competitivos”, al establecer el citado tiempo mínimo de precontratación para los VTC. “El debate no es si uno u otro plazo de precontratación es proporcional, sino si su establecimiento es admisible”, insistió este organismo, que tilda de “contrasentido” restringir la actividad de los VTC “cuando es el modelo de actividad más eficiente en términos económicos y medioambientales”.

“El decreto ley es negativo para la ciudadanía porque introduce artificialmente ineficiencias en el servicio”, subrayó este ente, que ya se había mostrado con anterioridad en contra de poner trabas a la contratación de los VTC.

La petición de la Autoridad Catalana de la Competencia se suma a la acción emprendida este miércoles por Ciudadanos. Este partido recurrió el decreto de la Generalitat ante el Consejo de Garantías, pues considera que la norma catalana que puso fin a la huelga del taxi en ese territorio vulnera el derecho de las empresas y el de los consumidores.

Tras ambos movimientos, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, aseguró hoy que el Gobierno catalán “seguirá en la línea” marcada con la aprobación del decreto ley, informó Europa Press. Dicha normativa también habilita al Área Metropolitana de Barcelona (AMB) a elevar el tiempo de precontratación hasta una hora. “La voluntad de regulación del Govern ha sido expresada desde el primer día, al margen de cualquier informe de cualquier agencia independiente”, añadió Calvet.

El decreto ley sobre los VTC fue aprobado el pasado 29 de enero y entró tres días después. Ahora, el Parlamento catalán tiene un plazo de un mes para convalidarlo. El conseller remarcó que la posición fijada en la norma se mantendrá en la ley que el Govern quiere aprobar para regular de manera integral la actividad de taxis y VTC, la que ha señalado que se empezará a tramitar “de manera inmediata”.

Mientras Calvet defiende que el decreto busque diferenciar taxis de VTC, la ACCO defiende que ambos servicios son “equivalentes“ y su regulación “no debería crear entornos diferenciados entre los operadores”.

Este miércoles también se conoció, según informa Unauto, que el Tribunal Constitucional ha tumbado diferentes artículos de la Ley Catalana de Ciberseguridad, al carecer de competencias en materia de telecomunicaciones. Un hecho, afirma, que “impediría al Govern prohibir la geolocalización de los VTC y el establecimiento de un registro electrónico para nuestros vehículos”.

La guerra del taxi y los VTC sigue provocando tensión política. Este jueves, la consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, denunció en un intervención en el pleno de la Asamblea de Madrid una “estrategia pactada” entre el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, “y otros ayuntamientos del cambio” sobre el sector del taxi “con el único objetivo de crear un problema y deterioro” al Gobierno madrileño, informó Efe.

La ordenanza madrileña para los VTC es inminente

 El Ayuntamiento de Madrid sigue con sus planes de regular el sector del vehículo de alquiler con conductor (VTC), el que da servicio a plataformas como Uber y Cabify, a través de una ordenanza. Según ha podido saber CincoDías, el consistorio planea mantener un encuentro la próxima semana con la Comunidad de Madrid y con los representantes de los taxistas y los VTC y sacar justo después el borrador de ordenanza para estos vehículos en uso de sus competencias.

Fuentes consultadas por CincoDías apuntan que dicha ordenanza podría incluir entre otras medidas la creación de un registro de VTC y un sistema de control de matrículas para vigilar la legalidad de los servicios. También es posible que haya algún tipo de restricción respecto al aparcamiento y circulación de esos vehículos.

Normas