Calviño: “El crecimiento de un país no debe ser solo sólido, sino inclusivo”

"Se trata de un tema inaplazable", explica la ministra de Economía

calviño
La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante su intervención en la jornada 'Cerrar la brecha de género: ¿Qué hay en la agenda del CEO?'.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha mostrado su preocupación por la desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito empresarial durante la jornada Cerrar la brecha de género: ¿Qué hay en la agenda del CEO?, organizada por la consultora AT Kearney y celebrada este martes en la Fundación Rafael del Pino. "Se trata de un tema inaplazable y no podemos dejar pasar 200 años para que la situación cambie", ha señalado en referencia al World Economic Forum, que apunta que con el ritmo actual, sería necesario ese tiempo para alcanzar la igualdad de género en las compañías.

"No es sólo una cuestión de justicia social, lo que ya sería motivo suficiente para tratarlo, sino que además, desde el punto de vista económico, no tiene sentido, y no podemos permitirnos, perder la mitad del talento", ha apuntado. En un contexto en el que los problemas son cada vez más complejos, la brecha de género cuesta a la economía española alrededor del 15% del PIB, según Calviño, mientras que la diversidad, en un sentido amplio, se postula como uno de los pilares más importantes para ofrecer soluciones innovadoras, ya que permite atajar los obstáculos desde diferentes puntos de vista.

En este sentido, la ministra ha manifestado su preocupación porque durante la crisis se haya retrocedido en materia de igualdad y ha insistido en que se debe utilizar el buen momento económico de España para impulsar el desarrollo de la mujer. "El crecimiento de un país no debe ser solo sólido, sino inclusivo y sostenible", ha sentenciado.

Calviño también ha mostrado su inquietud porque son las mujeres las que han sufrido especialmente la precarización de las relaciones laborales. "Sus puestos se verán afectados en mayor medida por la robotización, en las posiciones más elevados de las organizaciones también es notable la falta de presencia femenina, lo que no mejora en el ámbito de la iniciativa emprendedora. Por su parte, la cultura empresarial tampoco favorece el crecimiento de las mujeres", ha añadido. Una cuestión que resulta particularmente llamativa en el ámbito de las carreras STEM (las disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), donde la brecha de género es más acusada pese a que "es la formación que prepara para los trabajos del futuro".

Como conclusión, Calviño ha hecho hincapié en que "España está en un buen momento económico y lo responsable es que lo aprovechemos para hacer frente a los retos y oportunidades del futuro". 

Normas